+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

El Villanovense se enfrenta a la gran sorpresa del grupo

Máximo respeto al San Fernando, cuarto, por su orden defensivo y su estrategia

 

Poley controla el balón en el encuentro ante El Ejido. - C. PINO

CARLOS PINO
10/02/2019

El Villanovense busca conseguir por primera vez en la temporada un triunfo en liga fuera de su estadio y, además, enlazar también dos victorias seguidas que le permitirían salirse un poco más de la zona fangosa de la clasificación y empezar a respirar en mitad de la tabla. Pero todo pasa por ganar en el Iberoamericano, algo que no han hecho muchos esta campaña.

«Queremos ganar fuera de casa porque toca, queremos ganar dos partidos seguidos esta temporada. No sería definitivo pero creo que sería un plus», asegura el entrenador del Villanovense, Julio Cobos, quien cree que el fútbol está siendo algo injusto con sus jugadores por los buenos partidos que han hecho y que no se han traducido en más puntos.»“El equipo ha hecho muy buenos partidos fuera de casa y hemos merecido ganar alguno».

Cobos no podrá contar con uno de sus jugadores más importantes en las últimas fechas, Gonzalo Poley, que cumple ciclo de amarillas, además de Tapia, lesionado. Al entrenador serón se le presentan varias opciones en la medular. Borja García podría entrar de inicio o Xavi Puerto retrasar su posición dando entrada a Montero o Raillo como medias puntas. Elija lo que elija el preparador de Valdehornillos asegura que están en un buen momento. «Se dan todas las circunstancias para ir a ganar en San Fernando».

Espera un partido igualado, sin un dominador claro. «Será muy disputado, ellos están sacando partido a la estrategia, con la que han hecho muchos goles. Nosotros venimos de dos semanas en donde el equipo defensivamente está bien así que tenemos que aprovechar las ocasiones que vamos a tener».

El San Fernando es el equipo revelación: cuarto contra todo pronóstico pero con total merecimiento viendo los resultados. En casa sólo han perdido dos partidos en todo el año. «Si hubiésemos hecho una quiniela a principio de temporada nadie habría puesto al San Fernando entre los cuatro que pueden luchar por meterse en liguilla. Llevamos ya 23 partidos, está ahí por méritos propios, porque está haciendo muy bien las cosas, ya no es una sorpresa», recuerda Cobos, quien destaca el orden de su rival y su dominio de las situaciones de balón parado (14 goles).