+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

RESULTADOS

ACS ganó el 31% menos hasta junio por la caída del tráfico de las autopistas de Abertis

La constructora ganó 361 millones de euros, con unas pérdidas netas de Abertis de 37 millones de euros

 

Florentino Pérez, presidente de ACS. - REUTERS / JUAN MEDINA

14/08/2020

ACS ganó 361 millones de euros en los primeros seis meses del año, lo que supuso una caída del 30,9% respecto del mismo periodo del año anterior, lastrada por la "drástica caída" en el tráfico medio diario en las autopistas de Abertis como consecuencia del confinamiento decretado por el Gobierno para frenar el avance del coronavirus entre la población. La paralización de la actividad también provocó una reducción "significativa" en las tareas de limpieza y mantenimiento durante el estado de alarma, la principal actividad de su filial Clece, que también contribuyó a registrar un menor beneficio hasta junio, según se desprende de los resultados semestrales del grupo constructor español.

Abertis contribuyó de forma negativa a sus resultados, ya que la filial se anotó unas pérdidas netas de 37 millones de euros, frente a su aportación positiva de 104 millones de euros contabilizada en el primer semestre del 2019. La concesionaria de autopistas participada por ACS en un 50% redujo en un 31% sus ingresos en los primeros seis meses del año, hasta los 1.789 millones de euros, obteniendo así un resultado bruto de explotación (ebitda) de 1.109 millones de euros, un 38% inferior.

Por el contrario, mientras que su negocio concesionario fue el único que se anotó pérdidas en este periodo, el de la construcción registró un beneficio neto de 177 millones de euros, solo un 3,7% por debajo del registrado un año atrás. La compañía presidida por Florentino Pérez explica que la actividad de construcción fue declarada como esencial en la mayoría de los países en los que opera, por lo que el impacto de la pandemia ha sido "más limitado", siendo su afectación en los márgenes de la empresa "poco significativa".

De igual forma ocurrió con su negocio de servicios industriales, que también registró un impacto "moderado", limitándose a una ralentización de la actividad en determinadas regiones, por lo que sus márgenes tampoco se vieron afectados. Por todo ello, el peor comportamiento de algunos negocios se vieron compensados por la menor afectción en otros, hasta alcanzar unos ingresos totales de 18.337 millones de euros, apenas un 2,6% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Teniendo en cuenta todas sus ramas de negocio, el ebitda fue de 1.345 millones de euros, un 17% menos, afectado de esta forma por el negocio concesionario, que logró verse compensado por la actividad constructora e industrial. Sin tener en cuenta el lastre que ha supuesto Abertis, el beneficio neto hubiese sido tan solo un 5,1% inferior, es decir, de 398 millones de euros.

No obstante, la compañía avanza que, a medida que las restricciones a la movilidad se han ido levantando, ya ha experimentado una recuperación del tráfico, sobre todo en sus autopistas de España y de Francia. La evolución de la producción durante el segundo trimestre muestra una caída del 8%, con mayor incidencia en las regiones de Asia Pacífico y Europa. Asimismo, las ventas en América del Norte representan un 51% del total; Europa un 19%; Australia un 16%; Asia un 5%; América del Sur un 8%; y África el restante 1%. Las ventas en España suponen un 13% del total.

En cuanto a la situación financiera, el grupo ACS presenta al cierre del primer semestre de 2020 un saldo de deuda neta de 2.699 millones de euros, una cifra 1.974 millones de euros mayor que hace un año, tras haber afrontado los pagos derivados de la salida de BICC por parte de Cimic, incrementar el volumen de inversiones operativas y financieras y aumentar la autocartera en ACS y Hochtief.

Las inversiones netas totales en el primer semestre de 2020 ascendieron a 672 millones de euros, desglosadas en 258 millones para la adquisición de maquinaria y equipamiento y 666 millones para inversiones financieras y en proyectos.

Las acciones de ACS comenzaron la jornada a la baja y, coincidiendo con la presentación de resultados, se anotaban una caída del 3,7% pasadas las 14.00 horas, siendo la tercera empresa del Ibex que más terreno cedía en la sesión, después de cerrar las dos jornadas previas en 'rojo'.

En una conferencia con analistas, el consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández, destacó la "resiliencia" del grupo a pesar de la crisis del Covid-19, gracias a su diversificación y modelo de negocio.

Fernández resaltó también la "sólida posición financiera" de la compañía, que cuenta con la generación de caja apropiada para afrontar el resto del año con perspectivas "positivas", apoyadas en una "fuerte recuperación" que prevé en la segunda parte del ejercicio.