+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LOS RETOS DEL SISTEMA PÚBLICO PARA EL RETIRO

La Airef ve «manejable» el problema de las pensiones

La Autoridad Fiscal aboga por elevar a los 67 la edad de jubilación

 

ROSA MARÍA SÁNCHEZ MADRID
02/10/2019

El problema de sostenibilidad de las pensiones es «manejable», pero «hay que abordarlo ya» para lograr mantenerlo con «un poder adquisitivo suficiente». Esta es la idea principal que el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá, trasladó ayer en un debate sobre el sistema de pensiones.

«Estamos hablando de un problema de unos 3 puntos de PIB (unos 36.000 millones de euros)», precisó Escrivá, que rechazó otros análisis que sitúan entre 6 y 8 puntos de PIB el desajuste a medio plazo del sistema de pensiones, al partir de las proyecciones demográficas de intensa caída de la población formuladas en el pasado por el Instituto Nacional de Estadística. «Lo normal es que se reaccione activando mecanismos que permitan aumentar la fecundidad y la inmigración».

Con las proyecciones demográficas de Airef y tomando como punto de partida las reformas del sistema de pensiones adoptadas en el 2011 (que elevan la edad de jubilación a 67 años y amplían a los últimos 25 años cotizados el periodo para calcular la cuantía de la prestación), «estamos hablando de un problema de 3 puntos de PIB de aquí al 2040 o el 2050».

Estos cálculos parten de una revalorización anual de las prestaciones de acuerdo con el IPC, ya que --según Escrivá-- el índice de revalorización de las pensiones (IRP) que adoptó el Gobierno del PP en el 2013 «es impracticable». Su aplicación implicaría una subida continuada de las pensiones de apenas un 0,25% anual durante un largo periodo, hasta lograr el equilibrio presupuestario de la Seguridad Social. Y eso, según Escrivá, supondría una pérdida de poder adquisitivo de hasta el 30% para algunas prestaciones.

Mari Carmen Barrera y Carlos Bravo, representantes de UGT y CCOO, anunciaron que promoverán una iniciativa legislativa entre todos los grupos parlamentarios para que en cuanto se constituya el nuevo Parlamento se pueda aprobar subir las pensiones con arreglo al IPC en enero.