+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LAS COMIDAS DE LOS ESPAÑOLES

La alimentación en el 2018: más consumo fuera, menos ‘tupper’

Dos tercios se destinan a la cesta de la compra; un tercio a bares y restaurantes. El gasto total crece un 0,5% respecto al año anterior (103.077 millones de euros)

 

Restaurante Benzina y sus cócteles inspirados en las canciones de su colección de vinilos. - RICARD CUGAT

Sara Ledo
25/06/2019

Los hábitos de consumo y de vida están cambiando y la rapidez y pragmatismo toman protagonismo. También en la alimentación. Lejos queda el clásico menú de primero, segundo y postre. Ahora se llevan menús más simplificados o para compartir entre varios, pero también el comer y beber fuera de casa de forma más habitual. Lo de llevar el tupper con la comida de casa se aleja de la alimentación diaria, a pesar de ser más sano, según un informe del ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación que constata que pasada la crisis el ánimo por salir de casa a comer y cenar se elevó un 3,7% en gasto y un 3,5% en volumen.

«El consumo fuera de casa es el impulsor del crecimiento del consumo alimentario total», aseguró el ministro de Agricultura, Luis Planas, en la presentación del Informe del consumo alimentario en España 2018, elaborado sobre una muestra de 12.500 hogares y 8.500 personas –y en la que no se incluye a los turistas–. El ministro señaló al final de la crisis económica y el crecimiento del PIB y la renta por habitante como impulsores de este incremento en bares y restaurantes.

En el 2018, cada español ingirió como media en torno a 767,87 kilos o litros de alimentos y bebidas y se gastó de media 2.516 euros al año. Unas cifras que suman un total por país de 33.464 millones de kilogramos o litros consumidos –el 86,1% en el hogar y el 13,9% fuera– y un gasto total de 103.077 millones de euros, un 0,5% más que hace un año, de los cuales el 66,5% se destinó a la cesta de la compra y un 33,5% al consumo en bares y restaurantes.

Pero comer fuera no es la única tendencia en el consumo en el 2018. También, la simplificación del menú: más plato único y menos menús completos, tanto en los establecimientos como en los hogares. Así, fuera de casa la mayoría elige un plato para compartir y dentro la tendencia de consumo va hacia unos modos de preparación cada vez más sanos: platos a la plancha y sin cocinar o fríos y compartimentados. Ya no se hace el clásico desayuno, comida y cena, sino que se apuesta por más de tres comidas al día.

¿Qué tipo de productos se comen? Depende del lugar. Así, mientras dentro del hogar los productos frescos son los protagonistas de la alacena; fuera las bebidas suponen casi el 60% del consumo –sobre todo agua y cerveza–. Además, también adquieren relevancia el pan, el pescado y los mariscos. En general, disminuyen los platos de carne, marisco, pescado y patata, y aumentan las ensaladas, ensaladillas y platos de pasta. El plato que más se repite en todas las comidas y cenas es la ensalada verde –como el año pasado–, aunque reduce su peso un 4,1%. Le sigue la pizza que se mantiene en segunda posición y la ensalada de tomate que repunta un 9,2%.

El gasto total en la cesta de los hogares españoles ascendió a 68.538 millones de euros en 2018, un 1,6% más que en 2017. No obstante, no se debe a un aumento de las adquisiciones, sino que se trata de un incremento motivado por el aumento del precio medio (1,8%): el volumen total de productos adquiridos se mantuvo más o menos estable, con una caída ligera del 0,2%. Como media, cada español se ha gastado más de 1.000 euros en alimentos y bebidas fuera de su casa, un dato bien significativo teniendo en cuenta la renta media.

Los lugares favoritos para comer o cenar son los bares, cafeterías y cervecerías, que copan casi la mitad de la cuota de mercado (47,4%), seguidos de los restaurantes (21,3%). Otros modos de consumo fuera de casa, como almacenes o hipermercados, disminuyen su protagonismo.