+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ESTADO DEL BIENESTAR

BBVA Research propone financiar las pensiones con impuestos indirectos

La entidad pone sobre la mesa una serie de medidas para asegurar el futuro de las pensiones

 

Pensionistas sentados en un bancos de Barcelona. - ARCHIVO / MARC SÁNCHEZ

AGENCIAS / MADRID
27/08/2016

El economista jefe de Economías Desarrolladas del BBVA Research, Rafael Doménech, aboga para mejorar el sistema de pensiones por eliminar todas aquellas bonificaciones que puedan ser sustituidas por otras alternativas más eficientes para crear más y mejor empleo, así como que impuestos indirectos financien las pensiones. 

En un artículo titulado '¿Qué hacer con las pensiones?', Doménech sostiene que es más eficiente incentivar el empleo indefinido con cambios en la regulación laboral que con bonificaciones temporales que reducen ingresos (por ejemplo las bonificaciones a la contratación y el autoempleo). 

Otra de sus propuestas para hacer sostenible el sistema de pensiones es hacer una devaluación fiscal que sustituya la financiación mediante cotizaciones sociales por impuestos indirectos, "lo que aumentaría la tasa de empleo y reduciría la desigualdad". A este respecto, destaca que en Dinamarca las pensiones se financian con un escaso recurso a cotizaciones sociales, que representan menos del 2 % de las rentas del trabajo. 

También defiende que se incremente la lucha contra el fraude y que se permita compatibilizar pensión y trabajo, para generar más ingresos públicos. 

Asimismo, sugiere la puesta en marcha de reformas estructurales que aumenten el empleo y la productividad y que atraigan capital humano, sobre todo cualificado, de manera que la inmigración retrase el envejecimiento. 

Doménech indica que, si a pesar de estas medidas el crecimiento del PIB y de los ingresos fuera menor que el aumento del número de pensiones y el efecto sustitución, las opciones para equilibrar el sistema serían aumentar la presión fiscal para obtener ingresos adicionales o reducir el crecimiento del gasto público en pensiones al del PIB. 

El economista afirma que los cambios deben hacerse con la "máxima transparencia" para que los trabajadores puedan anticiparse y tomar decisiones con las que compensar los efectos de estas medidas sobre sus futuras pensiones, "prolongando su vida laboral, mejorando su formación, aumentando su tasa de actividad e incrementado su ahorro para la jubilación". 

Además, recalca que, como en otros países que preceden a España en las mejoras de sus sistemas, sería conveniente crear cuentas individuales de capitalización de adhesión automática, con aportaciones tanto del trabajador como de las empresas en las que trabaje, independientemente de que la gestión de esas cuentas sea pública o privada.