+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CaixaBank cae en bolsa el 7,22% pese al récord en beneficios

La entidad ganó en el 2018 el 17,8% más, hasta 1.985 millones

 

Jordi Gual (derecha) y Gonzalo Gortázar, ayer. - MIGUEL LORENZO

NACHO HERRERO VALENCIA
02/02/2019

CaixaBank cerró el 2018 con un beneficio de 1.985 millones de euros, el 17,8% más que el año anterior, gracias al crecimiento de los ingresos del negocio bancario, la mayor aportación del portugués BPI y la reducción de las dotaciones, según las cuentas presentadas ayer en Valencia. Sin embargo, las bolsas reaccionaron con un duro varapalo a esos datos. CaixaBank bajo al cierre de la sesión de ayer el 7,22%, aunque en algunos momentos de la sesión bursátil el desplome llegó a ser superior al 10%.

Mientras Jordi Gual, el presidente, y Gonzalo Gortázar, el consejero delegado, presentaban los resultados, la compañía recibía en la bolsa un claro castigo, ya que se esperaba una cifra de beneficios superior a los 2.100 millones de euros. «Yo tampoco lo entiendo, pero el mercado valora expectativas. La comparativa no es con que el año sea bueno o no, sino con las expectativas», dijo Gortázar.

La entidad, que recientemente presentó su plan estratégico para el período 2019-2021, vendió en el último año su negocio inmobiliario, alcanzó una participación del 100% en BPI y acordó desprenderse del 9,36% que mantenía en Repsol. Todas estas operaciones han influido en las cuentas del grupo.

Gortázar también destacó que la entidad está presentando las expectativas para el 2019: «Estamos haciendo un ejercicio de responsabilidad porque hay una fuerte inercia de crecimiento de gastos, el volumen no sube y y los tipos de interés tampoco». «Nuestra visión de un entorno de dificultad para los próximos 12 meses puede ser que tenga que ver», apuntó, aunque se mostró convencido de que a medio y largo plazo el mercado «reconoce estrategias sensatas».

En la intervención con la que Gual abrió la comparecencia aseguró que están «muy satisfechos» por haber logrado cumplir con los principales objetivos del su plan estratégico 2015-18 pero admitió que el cierre de este ejercicio estuvo marcado «por las tensiones comerciales entre China y EEUU, la subida de tipos en países emergentes y las incertidumbres sobre el brexit y la prima de riesgo italiana».