+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA REESTRUCTURACION DEL AHORRO.

Las cajas necesitarán 25.000 millones para su recapitalización

El sector financiero eleva la previsión de fondos necesaria para conseguir un ´core capital´ del 8%.

 

MAX JIMENEZ BOTIAS BARCELONAMAX JIMENEZ BOTIAS BARCELONA 31/01/2011

El Banco de España reconoce que las pérdidas de las cajas españolas que se han cargado contra reservas en el 2010 ascienden a 26.000 millones de euros. Esas pérdidas justifican las necesidades de encontrar recursos, si el nivel de exigencia de capital se eleva al 8%, como ha anunciado el Gobierno y prevén las normas de contabilidad de Basilea III.

La ministra de Economía, Elena Salgado, situó las necesidades de capital adicional de las cajas en los 20.000 millones de euros, pero en el sector financiero se elevan hasta los 25.000 millones, según los cálculos que han realizado varias entidades.

La cifra se deriva de la pérdida esperada como consecuencia del deterioro de los activos inmobiliarios que tienen las cajas. Algunas de las entidades la han dado a conocer esta semana en el estriptís inmobiliario requerido por el Banco de España. Pero no todas, pues los datos presentados no son muy homogéneos.

PERDIDA ESPERADA Sin embargo, todo el sector dio a conocer la pérdida esperada en los test de resistencia realizados en julio. Según esos datos, la entidad que mayor volumen de recursos necesitaría para alcanzar un core capital del 8% es el sistema institucional de protección (SIP) que lidera Caja Madrid, con más de 8.000 millones de euros. Cabe destacar que al deterioro de la cartera de activos del sector del ladrillo de la entidad que preside Rodrigo Rato se suma la de Bancaja, una caja con una gran presencia en el sector promotor del arco mediterráneo y una cartera de activos dudosos elevada.

No resulta extraño, por tanto, que el segundo grupo de cajas con mayores necesidades de capital sea el Banco Base, en el que participa la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que tendría que conseguir en el mercado o en los Fondos de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) 4.000 millones de euros. La tercera caja con mayores necesidades de capital es Catalunya Caixa (más de 3.500 millones) y le sigue Nueva Caixa Galicia (más de 2.700). Las estimaciones que determinan las mayores necesidades de capital de las cajas coinciden con el mayor grado de exposición al crédito inmobiliario concedido al sector promotor y constructor, así como a los activos que se han tenido que adjudicar las entidades por las ejecuciones y daciones en pago. Según ese criterio, el peso es notable para Catalunya Caixa, Banco Base o Caja España-Caja Duero. Es sensiblemente menor en las entidades con mayor solvencia, Unicaja, BBK y La Caixa. La decisión de La Caixa de segregar los activos inmobiliarios a una entidad ajena a CaixaBank permitirá mejorar aún la calidad del crédito.