+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

reacción tras la QUIEBRA DE THOMAS COOK

España pedirá a Reino Unido reforzar el plan de contingencia

Reyes Maroto asegura que no hay ningún español entre los afectados. El Gobierno eleva de 30.000 a 53.000 la cifra de clientes «tirados» en España

 

Funcionarios británicos hablan con un pasajero afectado, ayer en Palma. - JAIME REINA / AFP

SARA LEDO
25/09/2019

España pedirá a Reino Unido que refuerce el plan de contingencia previsto por el Gobierno británico ante la quiebra de la aerolínea Thomas Cook. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, advirtió ayer que en España se habrían quedado tirados alrededor de 53.000 turistas, mientras que el plan del Reino Unido tiene previsto repatriar a unos 30.000 viajeros desde este país. «España le va a solicitar a la embajada de Reino Unido reforzar el plan de contingencia para dotar de más vuelos a los turistas que vuelven a casa», agregó Maroto.

La ministra hizo este anuncio después de una reunión con los representantes de las cinco comunidades autónomas más afectadas y del sector turístico, como la patronal Cehat, para abordar el problema y coordinar las actuaciones. Así, según los datos facilitados por el Gobierno, en Canarias habría 30.000 personas afectadas; en Baleares, alrededor de 13.000, y en Cataluña, unas 5.000. También hay viajeros afectados en la Comunidad Valenciana y Andalucía, aunque «en menor medida».

Reyes Maroto aprovechó su intervención para matizar los datos de la quiebra de Thomas Cook y advertir que el plan de contingencia del Gobierno británico se dirige a los 150.000 turistas de origen Reino Unido porque esas son las personas que están viajando en este momento, mientras que el total de 600.000 turistas afectados es la cifra total de turistas que tenían hecha la reserva pero que se han quedado sin poder viajar.

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver, se reunió ayer por la mañana con el embajador de Reino Unido en España quien le avanzó que el Gobierno británico había cifrado en 30.000 el número de afectados en España y dispuesto los medios para llevar a cabo la repatriación al Reino Unido. Sin embargo, pocas horas después, Gobierno, comunidades autónomas y los representantes del sector turístico que estuvieron en la reunión elevaron esa cifra a «al menos» 53.000 personas. «España le va a solicitar a la embajada de Reino Unido reforzar el plan de contingencia para dotar de más vuelos a los turistas que vuelven a casa», agregó Maroto, quien también avanzó que no le consta que haya ningún español entre los afectados.

MOVILIZACIÓN DE VUELOS / El plan de repatriación diseñado por el Gobierno británico está dotado de un total de 1.000 vuelos en 55 países, según informó la ministra. El lunes se movilizaron ya 64 vuelos y 14.700 pasajeros de los 150.000 afectados, mientras que en España se reflotaron 18 vuelos al Reino Unido. «El día de ayer (por el lunes) fue crítico, pero fue un día de normalidad dentro de la excepcionalidad», afirmó Maroto.

Además, durante la reunión de ayer se acordó abrir una «unidad de información» en el ministerio para recabar más datos, así como «reforzar» la petición hecha a Thomas Cook para «contar con toda la información sobre los paquetes que gestiona». El Ejecutivo convocará una comisión interministerial «al más alto nivel» para abordar todas las «aristas».

El Gobierno trabaja ya con el Ejecutivo sueco y alemán para evitar la quiebra de las filiales de Thomas Cook en estos dos países, según informó Maroto.