+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ECONOMÍA COMUNITARIA

España, tercer país con más infracciones por incumplir las normas del Mercado de la Unión Europea

 

EFE
04/07/2013

España es el tercer país de la Unión Europea (UE) que más procesos de infracción tiene abiertos por incumplir las normas comunitarias que componen la llamada "Acta del Mercado Único", aunque ha reducido los casos pendientes gracias a sus "esfuerzos", dijo hoy la Comisión Europea (CE).

El Ejecutivo comunitario considera que España es uno de los doce Estados miembros cuyo cumplimiento general del Acta está por encima de la media, aunque presenta deficiencias en cuanto el número de infracciones que acumula.

"Los esfuerzos recientes de España han resultado en una reducción de cuatro en el número total de sus casos pendientes durante los pasados seis meses", señaló la Comisión.

"Pese a esto, España sigue siendo el estado miembro con el tercer mayor número de casos de infracción relacionados con el mercado único, con 62 procedimientos sin resolver, lo que supera el doble de la media comunitaria, 30 casos".

Por delante de España se sitúan Italia, con 68 casos, como el socio comunitario con más procedimientos abiertos, seguido por Grecia, con 67.

España ha reducido notablemente el número de casos de infracción que acumula desde noviembre de 2007, momento en el que acumulaba 113 procedimientos.

Los casos que acumula España se refieren a los impuestos directos (9), a los indirectos (7), a la protección de las aguas (6), al transporte aéreo (4) y al transporte en tierra (4), a sanidad y consumo (3), servicios (3), seguridad social y movilidad de los trabajadores (3), derechos y condiciones laborales (2), libre circulación de personas (2).

Además, tiene un caso abierto en los sectores de la agricultura, libre circulación de mercancías y vigilancia del mercado, contaminación atmosférica, impacto medioambiental, mientras que el único área de las consideradas por la CE que no tiene procesos pendientes es justicia (incluidos no discriminación y protección de datos).

La duración de los casos de infracciones también es más largo que la media de la UE, ya que estos llevan unos 30,5 meses, frente a los 27 meses del Conjunto de la Unión.

Por contra, el país ha mejorado el margen de tiempo que tarda entre que se dicta una sentencia de infracción en su contra y el cumplimiento de esa ley, cerca de cuatro meses, de modo que los casos se están cerrando en torno a 18,4 meses después del dictamen, frente a los 22 meses llevaba concluir estos procesos hace seis meses.

España también se encuentra por debajo de la media europea en cuanto al tiempo que el país tarda en responder a las cuestiones presentadas por los ciudadanos y empresas dentro del proyecto piloto UE, que debería ser menos de diez semanas (70 días).

Éste tiene el objetivo de "proporcionar de forma más rápida y completa respuestas a las preguntas y soluciones a los problemas derivados de la aplicación de las normas de la UE que exigen confirmar la situación jurídica o de hecho en un Estado miembro", según la web CE dedicado al mismo.

España sí mantiene un cumplimiento por encima de la media de la UE en las áreas de transposición de las normativas del Acta del Mercado Único, así como en las acciones relacionadas con la red EURES, que ofrece vacantes de empleo en 32 países europeos y candidatos.

También destaca en su actuación respecto a IMI -una aplicación web para la comunicación entre las autoridades nacionales, regionales de los distintos países- y en la ventanillas únicas, unos portales web que ofrecen información sobre normas y trámites para las actividades de servicios y permiten realizar algunos trámites administrativos online.

Finalmente, la CE señala que España se encuentra en la media de la UE en cuanto a su rendimiento respecto a la web "Tu Europa" -que ofrece información sobre los derechos de sus ciudadanos- y en "Solvit", portal para las reclamaciones sobre los problemas que provoca la aplicación incorrecta de la legislación relativa al mercado interior por parte de autoridades públicas.