+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DEL CONGRESO

El expresidente de la CNMV afirma que "forzó" las leyes para proteger a los inversores

Segura afirma que rebajó el precio de Bankia en la salida a bolsa para proteger a los ahorradores

 

Julio Segura,expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en una imagen de archivo. - JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

P. ALLENDESALAZAR
09/01/2018

Julio Segura, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) entre el 2007 y el 2012 a propuesta del Gobierno de Zapatero, ha defendido que su organismo "hizo lo posible, dadas sus competencias supervisoras y las limitaciones de la legislación" para gestionar los problemas derivados de la crisis. Incluso, ha sostenido, llegó más lejos y "se forzó hasta límites discutibles" la legislación para proteger a los inversores.

En particular, ha defendido que la CNMV trató de proteger al máximo a los pequeños accionistas de la salida a bolsa de Bankia del 2011 contribuyendo a rebajar el precio inicial de las acciones, una operación en la que ha asegurado que no recibió ninguna presión del Gobierno o del Banco de España para que saliera adelante. "El precio objetivo que daban los expertos a la acción era 4,1 euros, no los 3,75 a los que comenzó a cotizar. Se comportó mejor que el sector hasta el 7 de febrero. Nadie sabía hasta entonces que tenía problemas ni se conocían antes de la salida a bolsa", ha defendido. 

El exalto cargo ha sido de los pocos comparecientes en la comisión que ha hecho autocrítica, también por su pasado en el Banco de España. Así, ha asegurado que se "pecó de optimista" en la estimación de la capacidad de resistencia de la banca a la crisis, ya que las entidades tenían una "muy alta" exposición inmobiliaria y había "evidencia sólida" de la sobrevaloración de la vivienda desde el 2003. También ha apuntado al Ejecutivo de Zapatero: el "diagnóstico oficial fue excesivamente optimista, no sé si porque los Gobiernos deben ser optimistas en sus declaraciones públicas o porque se partió de un análisis equivocado. 

Asimismo, ha mantenido que las entidades financieras comercializaron las preferentes de forma "muy inadecuada", a muchos clientes que no sabían lo que compraban, pero ha argumentado que la CNMV solo podía comprobarlo a posteriori, como hizo. "Nadie puede estar contento con los resultados económicos y sociales de la crisis, desde el punto de vista de la desigualdad, ni afirmar que todo funcionó estupendamente", ha reconocido.