+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RESULTADO DEL GIGANTE CHINO

Huawei, ajena al boicot

La tecnológica del gigante asiático ha vendido 118 millones de unidades de sus productos, casi todos móviles, lo que supone un 23% más en el primer semestre del 2019 pese al veto de EEUU

 

Resultados 8 Liang Hua, presidente de Huawei, ayer ante la prensa. - CHINA STRINGER NETWORK

Adrián Foncillas
31/07/2019

Son 401.300 millones de yuanes o 52.333 millones de euros para escampar una crisis. Huawei aumentó su facturación un 23% durante el semestre más delicado de sus 32 años de vida. La compañía china ha quedado atrapada en la guerra comercial que libran Pekín y Washington y recibido todos los embates de Donald Trump: una ola de insidias que la dibuja como una amenaza a la seguridad global, la prohibición de acceso a la tecnología estadounidense y la presión a gobiernos extranjeros para que se sumen al boicoteo.

Esas turbulencias «han tenido cierto impacto en nuestro desarrollo, pero su alcance y extensión son controlables», aclaró su presidente, Liang Hua. «Eso no significa que no vayamos a tener problemas en el futuro. Los tendremos y pueden afectar a nuestro crecimiento a corto plazo», añadió en una rueda de prensa celebrada en Shenzhen (provincia de Guangzhou) a la que acudió este diario.

El crecimiento fue fulgurante hasta que Trump incluyó a Huawei el 16 de mayo en la lista prohibida y más ralentizado después. No ha sido castigado el sector de las redes 5G, objeto del conflicto bilateral: once de los 50 contratos de la multinacional fueron firmados tras esa decisión. Subieron las ventas de tabletas un 10 %, se doblaron las de wearables y triplicaron las de PCs.

Y la venta de móviles, el dato más esperado, aumentó un 24%. La prohibición de utilizar el sistema Android y otras aplicaciones había generado una ola de pánico entre los usuarios con potencial catastrófico. Su fundador y alma de la compañía, Ren Zhengfei, admitió el pasado mes una caída del 40% en las ventas internacionales. También aventuró que la lista negra podría costarle a la compañía unos 30.000 millones de dólares y que los beneficios de los dos siguientes años no superaran a los 2018. Era un horizonte tenebroso para una compañía instalada en el crecimiento vertiginoso.

Pero la compañía ha recuperado el 80% del volumen de las ventas internacionales previo a la lista negra, desveló ayer Liang. Y la cifra global se explica por el espectacular comportamiento en el mercado local. El patriotismo ha empujado a muchos chinos hacia Huawei cuando la compañía era vilipendiada por Trump. Huawei ya acapara el 38% del sector de la telefonía en China, diez puntos por encima del año anterior. Es la única empresa que avanza en un mercado declinante y que ha registrado las caídas de ventas de todos sus perseguidores (Oppo, Vivo, Xiaomi y Apple).

Trump y Xi Jinping, su homólogo chino, acordaron el mes pasado una moratoria en el veto a Huawei de 90 días. La compañía ha desvelado que ha recuperado a los suministradores no esenciales pero que el Departamento de Comercio aún no ha tramitado las peticiones de los esenciales. Las tensiones comerciales enquistadas aconsejan cubrirse las espaldas y perseverar en la tecnología propia. Liang repitió ayer que la instalación en sus teléfonos de Android es prioritaria y que, solo si Washington la prohíbe, recurrirán a su propio sistema operativo y ecosistema. No quiso, sin embargo, desvelar si sus próximos terminales llegarán ya con su sistema Hongmeng. «Estamos luchando para sobrevivir y también para crecer», afirmó.