+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TURISMO

Iberia sobre Air Europa: "La alternativa era KLM-Air France y hubiera sido malo para Madrid"

Luis Gallego advierte que aerolíneas "de la talla" de Air Europa están abocadas a desaparecer o integrarse. El presidente de Iberia asegura que la integración será bueno para la "economía, el empleo y los clientes"

 

El presidente de Iberia, Luis Gallego. - EFE / ANGEL DIAZ

SARA LEDO
04/12/2019

El presidente de Iberia, Luis Gallego, ha defendido la compra de Air Europa este miércoles como algo muy bueno para "la economía española, el empleo y los clientes" pues cualquier otra opción hubiera sido, a su juicio, peor para Madrid. "La alternativa sería que se mantuviesen los lazos con KLM-Air France, lo cual sería malo para el centro de operaciones de Madrid porque ellos protegerían el de París", explicó Gallego durante un encuentro organizado por la CEOE y Cepyme.

El sector de la aviación vive actualmente una tendencia hacia la consolidación que queda patente con la quiebra de 107 aerolíneas de las 134 que se crearon entre los años 2000 y 2016, a juicio de Gallego, por lo que "empresas del tamaño de Air Europa tienden a desaparecer".

El presidente de la compañía española recordó que, si no se integrase con Iberia, la otra opción para Air Europa hubiera sido la compra por parte de KLM-Air France, pues ambas compañías habían firmado antes de verano un acuerdo que suele ser "el paso previo a una adquisición". Sin embargo, eso sería "malo para Madrid", dijo Gallego, porque KLM-Air France velaría por el aeropuerto de París y no por el español. "La situación de estatus cuo no existe", aclaró.

Para Gallego, la integración con Iberia es una forma de potenciar la base del aeropuerto de Madrid para que compita con otros grandes aeropuertos europeos donde las aerolíneas de referencia tienen mucha más presencia. La cuota de IAG en Barajas no llega al 50%, mientras que en Amsterdam KLM tiene el 61% de cuota y en Frankfurt Lufthansa cuenta con el 64%. "Nosotros no tenemos el nivel de presencia en el mercado que tienen los grandes operadores en los hubs (centros de operaciones) importantes del mundo y eso nos hace competir peor", reconoció Gallego.

Pero, además, también es una operación "muy buena para los clientes" y para la economía española, según Gallego, porque Iberia puede establecer una red mayor con más oferta y "mejores precios". "Estamos convencidos de que ayudará a España a generar empleo y turismo", agregó.

AMÉRICA DEL NORTE Y ASIA

Con su unión, Iberia y Air Europa sumarían un total de 63 aviones, dos menos que KLM lo que situaría al grupo en quinto lugar en la flota de largo radio a nivel europeo y le permitiría competir con grandes aerolíneas, pues empresas como KLM operan en todo América y Asia, mientras Iberia está muy focalizada en Latinoamérica.

"Cuesta abrir rutas a Asia cuando no tienes el volumen suficiente para desarrollarlas (...) con el tamaño que tendremos tras integrar a Air Europa podremos desarrollar destinos que antes eran imposibles", explicó Gallego. El objetivo de la compañía, si se produce la autorización de la Comisión Europea a la integración, es poner el foco en América del Norte y Asia y servir de enlace entre ambos continentes. "Estamos convencidos de que Madrid debe ser puerta de enlace entre Asia y Latinoamérica", dijo.

AVE A LA T4

El presidente de la aerolínea española también defendió la necesidad de conectar el tren de alta velocidad (AVE) con la terminal 4 del aeropuerto de Madrid para dar la posibilidad a los pasajeros de largo radio de conectar con la ciudad y de paso eliminar algunos vuelos de corto radio. "La intermodelidad con el tren en alta velocidad es clave en el desarrollo de un hub de primer nivel", agregó.

Gallego no fue este miércoles tan explícito como hace una semana en un encuentro de Servimedia en el que reconoció que, cuando se produzca la liberalización de la alta velocidad en España, habrá que "reconsiderar" en determinados trayectos dentro de España donde el AVE tiene una cuota de mercado por encima del 95% (como Valencia o Málaga) "si el avión es la mejor opción o si es mejor que esos recorridos se hagan en tren".