+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EN ESPAÑA

La inversión inmobiliaria aumentó un 19% en el primer semestre

La actividad comercial registró el menor interés por parte de los inversores. El sector de oficinas encabezó las operaciones con 5.000 millones de euros

 

La Torre Telefónica en Barcelona, vendida a un fondo durante el primer semestre. - SERGIO LAINZ

MAX JIMÉNEZ BOTÍAS
05/07/2019

El volumen de inversión directa en España en activos inmobiliarios (oficinas, naves logísticas, hoteles, comercio y carteras residenciales) ha alcanzado un total de 5.000 millones de euros en el primer semestre de 2019, lo que supone un incremento de 19% respecto al primer semestre del año anterior, según el último informe de la consultora inmobiliaria BNP Paribas Real Estate.

Los inversores extranjeros mantienen su interés por España. En el segundo trimestre del año se ha registrado una inversión de 2.780 millones de euros, un 36% más que en el mismo periodo de 2018. «El buen momento que atraviesan la economía española, los fundamentales del mercado y las rentabilidades, colocan a España en el punto de mira de todo tipo de inversores», precisa el informe.

El sector de oficinas encabeza con fuerza el mercado de la inversión, respaldado por el elevado dinamismo empresarial en Madrid y Barcelona. En el segundo trimestre, la inversión en oficinas ha alcanzado los 1.300 millones de euros, lo que supone el 52% del total de la inversión en activos inmobiliarios en el año y el 47% del segundo trimestre.

La inversión acumulada hasta el 1 de julio en este tipo de activos ha sido de 2.595 millones de euros, un 13% más que el total de 2018 (2.300 millones de euros).

Procesos de venta abiertos / Teniendo en cuenta los importantes procesos de venta que están abiertos actualmente, la consultora prevé que la actividad inversora en este sector mantenga un ritmo muy elevado en los próximos meses. Las operaciones más destacadas del segundo trimestre han sido la compra del edificio Castellana 200 en Madrid por parte de Allianz por una cifra aproximada de 250 millones de euros; la adquisición de Torre Diagonal 00 por parte del grupo filipino Emperador por 150 millones de euros; la compra por parte de Starwood de una cartera de activos en Madrid y en Barcelona y la venta de Torre Auditori al fondo Aberdeen Standard Invest por 98 millones de euros.

El mercado residencial ha captado el interés de los inversores por el buen momento del alquiler y la perspectiva de crecimiento de precios. En el segundo trimestre se han vendido carteras residenciales por un volumen aproximado de 470 millones de euros, lo que supone el 17% del total de la inversión inmobiliaria.

El sector hotelero alcanza la tercera posición del trimestre, con un total de 410 millones de euros, que ha supuesto el 12% del total. Destacan la compra del Hotel Meliá Valencia por parte de Atom por unos 42,3 millones de euros y la compra de una cartera de siete hoteles en Benidorm y Málaga por parte de Azora.

Menos actividad comercial / Por su parte, el sector logístico ha recibido inversiones por valor de 500 millones de euros en el primer semestre del año, debido al incremento del consumo privado, el auge del comercio electrónico y unas rentabilidades altas. En este sector, destaca la reciente adquisición, por parte de M&G, de una plataforma logística de primera calidad en Getafe por 32 millones de euros. La consultora estima que el 2019 será el cuarto año consecutivo de récord de inversión en el sector. De cara a los próximos meses destaca la venta de la cartera de Colonial, valorada en 420 millones de euros o la de Amazon, con un activo en el Prat de Llobregat de Barcelona, por un volumen de unos 150 millones de euros.

Por último, la actividad registrada en el segmento del retail en el segundo trimestre del año no ha sido tan elevada como el año pasado, con un volumen de fondos movilizados de 410 millones de euros. Las operaciones más destacadas han sido la reciente adquisición de un edificio de El Corte Inglés en Barcelona.