+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La difícil construcción de la unidad europea

Kristalian Georgieva se impone como candidata a presidir el FMI

El Gobierno español retiró a la ministra Nadia Calviño tras la primera votación para el cargo. La directora del Banco Mundial se batió en dura pugna con el exjefe del Eurogrupo Dijsselbloem

 

La ministra en funciones de Economía, Nadia Calviño, ayer, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. - JOSÉ LUIS ROCA

AGUSTÍ SALA / IRENE CASADO
03/08/2019

Los consensos en Europa son difíciles. La elección de candidato para ser director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) en sustitución de Christine Lagarde, que el 1 de noviembre pasará a ser presidenta del Banco Central Europeo (BCE) es una nueva muestra.

Finalmente la directora ejecutiva del Banco Mundial, Kristalian Georgieva, se ha convertido en la candidata europea para el FMI tras un rocambolesco proceso de votación que había desembocado inicialmente en un bloqueo. Su rival en esta pugna, que se había convertido en duelo, la ha felicitado a través de su cuenta de Twitter.

El proceso se retrasó al viernes para hacerlo mediante una votación y conseguir un acuerdo. El resultado ha sido complejo a pesar de que de cinco aspirantes con los que empezó se había quedado en solo en dos: el holandés y expresidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem; y la excomisaria europea y directora ejecutiva del Banco Mundial, Kristalina Georgieva.

EL MECANISMO / La segunda había obtenido más apoyos en las votaciones, pero no los suficientes para batir a Dijsselbloem, según fuentes comunitarias. Para ganar la candidatura hay que sumar la representación del 65% de la población, según el mecanismo de mayoría cualificada que se emplea. Tras arduas discusiones que parecía que iban a impedir un acuerdo, finalmente es Georgieva la elegida.

El Gobierno español había decidido retirar la candidatura de la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, tras una primera vuelta de votaciones. Fuentes del Gobierno español aseguran que con esta decisión se buscaba «el consenso» para encontrar un candidato europeo para el cargo.

El excomisario europeo y presidente del Banco de Finlandia, Olli Rehn, hizo lo propio poco antes de que se llevara a cabo la segunda tanda de votaciones. Asimismo, en la víspera lo hizo el presidente del Eurogrupo y ministro de Economía portugués, Mário Centeno.

La elección se limitaba al final a un duelo entre el bloque de países del Norte y los del Este. Dijsselbloem contaba con el aval alemán, mientras que Georgieva era la candidata que apoyaba París.

Desde la Moncloa aseguraron que «España estará siempre dispuesta a promover el consenso entre los países de la Unión Europea para elegir una candidatura común a la dirección del FMI». Es por ello que el Gobierno de Pedro Sánchez decidió retirar la candidatura, por su «apuesta por lograr un acuerdo europeo, sin que la ministra de Economía Nadia Calviño participe en la siguiente fase».

Calviño dijo que había sido «un gran honor» formar parte de la lista de candidatos, de la que formaban parte personas de reconocido prestigio.