+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FMI

Lagarde admite que los ajustes aumentaron las tensiones sociales

 

EFE
10/04/2013

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, alertó hoy de un aumento de tensiones sociales en muchos países por ajustes que se perciben como "injustos", y afirmó que la crisis ha originado una economía global "a tres velocidades".

"No es por el ajuste en sí, la gente entiende que no puede vivir por encima de sus posibilidad de forma indefinida, es porque se perciben injusticias en el peso del ajuste", dijo hoy Lagarde durante una conferencia en Nueva York.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) recordó que el problema del desempleo sigue siendo una de las grandes tareas pendientes, y consideró que al igual que hay que compartir el "dolor" de los ajustes también hay que compartir los beneficios del crecimiento.

"No hay una solución mágica, pero lo más urgente es proteger a los que más afectados por la crisis para que el ajuste sea lo más justo posible", añadió Lagarde, quien abogó por proteger los servicios sociales básicos y combatir la evasión fiscal.

Así, tras subrayar que hay más de 200 millones de personas en el mundo sin trabajo, dijo que la creación de empleo es una prioridad "urgente", e instó a los países a centrarse en el crecimiento "pero con inclusión".

"La equidad importa porque una distribución más equilibrada de los ingresos lleva a un mayor crecimiento sostenido y más estabilidad económica", afirmó Lagarde, quien lamentó que sigue habiendo "demasiadas desigualdades en demasiados países".

Durante su conferencia, previa a la Reunión de Primavera del FMI que comenzará la próxima semana en Washington, Lagarde adelantó algunas de la propuestas del organismo para dejar atrás la crisis en una economía global "de tres velocidades".

La economía mundial, dijo la directora gerente, "ya no parece tan peligrosa como hace seis meses", pero advirtió de que a los "viejos riesgos" que todavía no se han hecho frente se suman ahora otros.

Por un lado, los países emergentes y en vías de desarrollo, "que lo están haciendo bien", por otro Estados Unidos y otras naciones que están "en vías de recuperación", y por último la zona euro y Japón, que "todavía tienen un camino que recorrer".

En el caso de la Unión Europea, consideró "prioritario" una unión bancaria "real" para fortalecer los fundamentos de la unión monetaria y continuar con la "limpieza" del sistema bancario.

En este sentido, subrayó que otro de los retos "globales" pendientes es seguir avanzando en una reforma del sistema financiero mundial porque, según dijo, "no podemos tener un sistema bancario precrisis en un mundo poscrisis".

"La crisis está siendo larga, amarga y difícil. La prioridad ahora es que aprovechemos cualquier respiro financiero que tengamos para hacer de él un buen uso", destacó la directora gerente del FMI.