+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

asegura que se trabaja para paliarla

Leire Pajín admite que "hay una difícil crisis"

 

Leire Pajín admite que "hay una difícil crisis" -

EFEEFE 28/07/2008

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha admitido hoy que España atraviesa una "difícil crisis económica", aunque ha subrayado los esfuerzos que lleva a cabo el Gobierno socialista para abordar esta situación y salir de ella cuanto antes.

En rueda de prensa, después de la reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal del partido, Pajín no ha tenido reparos en hablar de "difícil crisis" para describir la situación económica, una expresión que hasta ahora tanto el PSOE como el Ejecutivo se resistían a utilizar.  Sin embargo, ha querido dejar claro que el Gobierno no ha perdido "ni una oportunidad" para responder ante esa coyuntura de la economía española, buscando soluciones tanto dentro del país como mediante la cooperación internacional, en alusión a los acuerdos alcanzados la semana pasada entre el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Al respecto, se ha referido al acuerdo entre ambos mandatarios para crear un grupo de trabajo, a fin de que Venezuela pueda vender a España 10.000 barriles diarios de petróleo a 100 dólares a cambio de inversiones y tecnología. Junto a esta iniciativa, Pajín ha mencionado otras adoptadas a lo largo de los últimos meses, lo que le ha permitido llegar a la conclusión de que el Gobierno "está dando la cara ante los ciudadanos" y explicando las medidas tomadas y las que va a adoptar en el futuro para reactivar la economía.

Después de insistir en lanzar un mensaje de tranquilidad a la sociedad, ha pedido al PP que "no se alegre" de cada uno de los malos datos económicos que parece que el principal partido de la oposición "espera cada día". Ha enfrentado, al respecto, la actuación "responsable" del Gobierno, que hace un análisis "realista" de la situación y que toma las medidas oportunas, con las "tentaciones" del PP de querer utilizar como debate partidista una situación como la económica.

Así las cosas, ha emplazado al PP a ser capaz de llegar a acuerdos con el Gobierno, a fin de que los ciudadanos no tengan la impresión de que ese partido "está con los dedos cruzados" a la espera de que las cifras empeoren. Unos acuerdos, en cualquier caso, que tendrían como límite el rechazo del Gobierno a recortar "ni una sola medida social", ha aclarado Pajín.

Espera las ayudas del resto de partidos
También espera colaboración la dirigente socialista del resto de fuerzas políticas, con cuyos portavoces parlamentarios se reúne hoy por separado Zapatero en el Palacio de la Moncloa y con quienes abordará, entre otras cuestiones, la crisis económica. Pajín también ha considerado que no habrá problema con el PSC en relación con los próximos presupuestos generales del Estado y ha defendido la propuesta del Gobierno para renovar el modelo de financiación autonómica.

Respecto a la reforma de la Justicia y la cobertura de las plazas vacantes en el Consejo General del Poder Judicial y en el Tribunal Constitucional, ha aclarado que la propuesta del Gobierno es que las sustituciones sean por consenso, "y no por cesión al PP".

En este primer encuentro de la Comisión Permanente tras el 37 Congreso Federal, celebrado a comienzos de mes, se ha hecho un "balance exhaustivo" de los cónclaves regionales desarrollados durante los últimos fines de semana con una evaluación "extraordinariamente positiva".

Pajín ha indicado que el resultado común es que "la fuerza del cambio se ha extendido por todo el país sin excepción", porque los congresos regionales han permitido a los socialistas prepararse para afrontar los próximos cuatro años "con determinación", desde "la más absoluta democracia interna" y conjugando experiencia y renovación para formar las direcciones. A diferencia de otros partidos, ha agregado, el PSOE no cae en la parálisis ni la autocomplacencia por el hecho de gobernar, sino que cuando está en el Gobierno es cuando más atento tiene que estar y más tiene que escuchar a la sociedad, ha dicho.