+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TRANSPORTE

Ryanair informará del motivo de los retrasos

Los pilotos serán los encargados de comunicarlo al pasaje

 

Pasajeros de Ryanair en el aeropuerto de Varsovia, Polonia. - REUTERS / KACPER PEMPEL

JOSEP M. BERENGUERAS MADRID
19/04/2019

Una de las habituales quejas de los pasajeros de un avión es que, ante un retraso, les falta información de todo tipo, por lo que acaban culpando a la aerolínea de la demora. Sin embargo, según Eurocontrol, el 80% de los retrasos tienen en su origen los problemas de la congestión del tráfico aéreo. Por ello, la compañía de bajo coste Ryanair quiere que sus clientes «sepan de quién es realmente la culpa» de que su vuelo no salga en hora, explica el director de Márketing de Ryanair, Kenny Jacobs, a este diario. Por ello, han enviado una «nueva recomendación» a sus pilotos para que, en caso demora, «informen a los pasajeros de que la culpa de que estén parados no es de la aerolínea, sino de los controladores».

«Nosotros hacemos todo lo posible para salir en hora, hemos invertido, incrementando el personal en tierra y en aviones de repuesto. Pero si nosotros nos aseguramos de tener suficientes pilotos, las autoridades deben asegurarse que tienen suficientes controladores para garantizar la operativa», afirma Jacobs. Por ello, a través de la asociación Airlines for Europe, tratan de lograr que la Comisión Europea fije un «espacio común integrado» que garantice la operativa. «A nivel de Ryanair no esperamos que haya huelgas de personal este verano, aunque siempre puede haber algo. Pero los problemas de saturación en el espacio aéreo continuarán», predice Jacobs, que agrega:«Este año puede ser incluso peor en los espacios aéreos de Alemania y Francia». Por ello, calcula que «el verano sea igual de malo (en puntualidad) que el año pasado o solo mínimamente mejor».

CRECIMIENTO / Más allá de los problemas de control del tráfico aéreo, Jacobs considera que «aún hay margen para crecer en El Prat», uno de los aeropuertos más importantes de Europa para la compañía. A pesar de su afirmación, Jacobs también dejó la puerta abierta a seguir creciendo en otras instalaciones de la costa española, como Reus, aunque debe ser «en el marco de una estrategia conjunta aeroportuaria, que sean competitivos en términos económicos y que haya una buena conectividad --rápida y barata-- con el centro de Barcelona».