+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

INFORME DE DELOITTE PARA AMI

El sector de la prensa aporta 36.333 empleos y 6.231 millones de riqueza

Un estudio subraya su contribución a la cohesión social y el crecimiento regional. «Se ve en los datos que estamos fuertes y hay un gran futuro», dijo Ramón Alonso

 

Alonso, director general de la AMI, en la presentación del informe. - JOSÉ LUIS ROCA

P. Allendesalazar epextremadura@elperiodico.com MADRID
21/11/2019

La prensa juega un papel clave para garantizar el derecho a la información y el desarrollo en las sociedades democráticas y, además, contribuye de forma relevante a la economía. Así se desprende de un informe presentado ayer en Madrid y elaborado por la consultora Deloitte para la Asociación de Medios de Información (AMI), encabezada por Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica, empresa editora de este diario. El sector, según el estudio, aportó 6.231 millones de euros de riqueza en el 2018, de los que 5.222 millones corresponden a su contribución al PIB español y el resto se producen en el exterior, y generó 36.333 empleos, de los cuales 31.064 se radican en España.

«Estamos saliendo de una crisis muy dura, pero los datos demuestran que estamos fuertes y contamos con un gran futuro», apuntó Ramón Alonso, director general de AMI. Por su parte, Concha Iglesias, directora de medios de Deloitte, afirmó que la prensa «ha pasado una etapa muy complicada por la crisis, pero lo que viene ahora es recoger los frutos de todo lo hecho» gracias a que ha sabido defender la calidad de sus contenidos.

El documento tiene en cuenta tanto los impactos directos (grupos de prensa, distribuidoras, plantas de impresión no pertenecientes a editoras, y puntos de venta) como los indirectos (proveedores) e inducidos (consumos de los hogares). Por cada euro de producción directa, se generan seis adicionales en el resto de la economía, y por cada empleo directo, otros cinco trabajos.

La actividad de la prensa también tiene una contribución positiva a las arcas públicas. Con datos de una muestra representativa, Deloitte estima que las empresas del sector pagaron 49,2 millones de euros en impuestos el año pasado, entre los abonados directamente (principalmente el de sociedades, con una tasa del 29%, superior al tipo nominal del tributo del 25%) y los recaudados para el sector público (IRPF e IVA).

Por ponerlo en perspectiva, la cantidad equivale al 7,77% de su cifra de negocio, la venta en un año de 32.842 ejemplares o el 6% de lo que recaudan las autonomías por los impuestos cedidos por el Estado. A ello habría que sumarle una contribución tributaria indirecta de unos 15,5 millones, así como otros 2,7 millones de potenciales gravámenes sobre servicios digitales en estudio.

El informe, en cualquier caso, subraya que el «mayor valor» aportado por la prensa es de carácter sociocultural. El sector es percibido como un «garante de credibilidad», ya se trate de periódicos de difusión nacional, regional o digital, en un momento en que el ascenso de las fake news ha elevado la preocupación por la veracidad de los contenidos. La prensa es el medio que más confianza genera por delante de la televisión y la radio, según el informe Digital New Report ES 2018. Además, los diarios obtuvieron una media de siete puntos sobre diez en una encuesta sobre credibilidad realizada por Reuters.

El estudio destaca que el sector contribuye activamente al «desarrollo cultural, el fomento de la marca España y la transparencia». Juega, en este sentido, un importante papel vertebrador del país, ya que facilita «acercar» las instituciones y organismos públicos a los ciudadanos y fomenta la «educación y los valores cívicos».

El documento subraya, asimismo, que la prensa es una «palanca» para los anunciantes, pues les permiten poner en valor sus productos y servicios al dirigirse a una audiencia «fidelizada que relaciona la marca con confianza y cercanía». Lo demuestra el récord de lectores del año pasado (más de 17 millones, un 50% más que hace 20 años) y crecimiento constante tanto de lectores exclusivos digitales (7,99 millones, un 14% más que en el 2010) como de lectores conjuntos de papel y digital (3,43 millones, el 4% más).