+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Desigualdad

Trabajo estudiará si el cálculo de la pensión para los trabajadores a tiempo parcial es sexista

Si el estudio de la Seguridad Social determinará que existe una discriminación para con las mujeres, el Ministerio realizaría una propuesta de reforma El movimiento del Gobierno llega tras una reciente sentencia de la justicia europea que apuntaba en esa dirección

 

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en una rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros. - ZIPI (EFE)

GABRIEL UBIETO
09/05/2019

El Ministerio de Trabajo revisará el sistema de cálculo de las pensiones de los trabajadores a tiempo parcial para determinar si este genera un sesgo sexista contra las mujeres. Así lo ha anunciado este jueves en un comunicado después de que el miércoles se hiciera pública una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en la que veía una discriminación indirecta, debido a que la gran mayoría de jornadas parciales las realizan mujeres.

La secretaría de Estado de la Seguridad Social realizará durante los próximos dos o tres meses un estudio para determinar, desde una perspectiva "social y legal", según trasladan fuentes del Ministerio, sí realmente existe dicha discriminación. Según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del 2019, del total de horas a la semana trabajadas a tiempo parcial, el 75,2% las realizaron mujeres.

Si dicho estudio determinará que existe una vulneración al principio de igualdad entre hombres y mujeres en el sistema de cálculo de la pensión para los trabajadores a tiempo parcial, fuentes del Ministerio afirman que se pasaría a elaborar una propuesta de reforma para que el próximo Gobierno pudiera llevarla a cabo.

El Ministerio de Trabajo se avanza así a una posible avalancha de demandas, tras conocerse el pasado miércoles el fallo del TJUE. Este, dada la estrcuturalidad de la parcialidad femenina, instaba al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, desde donde se elevó el caso, a evaluar si los datos de parcialidad eran "válidos, representativos y significativos". De ser así y dado que los fallos del TJUE generan jurisprudencia, los magistrados castellanoleoneses deberían fallar en favor de todo demandante, con dicha casuística, que hiciera llegar su caso a los tribunales.