+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Operaciones empresariales

El virus acelera la guerra en el sector 'delivery'

Las empresas de comida a domicilio se reorganizan de cara a su consolidación El coronavirus dispara el consumo y la entrada de nuevos restaurantes

 

Un repartidor de Glovo. - FERRAN NADEU

SARA LEDO
12/07/2020

Hasta hace unos meses, comer un plato cocinado por Daviz Muñoz era algo que se podían permitir unos pocos que acudían a Streetxo o Diverxo. Pero el coronavirus ha llevado los platos del chef tres estrellas Michelín a casas particulares a través de GoXo, en colaboración con Glovo. Una tendencia a la que también se han apuntado chefs como Paco Roncero o Ramón Freixa, supermercados como Carrefour o Dia e incluso mercados de abastos, impulsando un sector en pleno proceso de consolidación.

"El covid no ha hecho más que acelerar el protagonismo de las empresas de delivery", confirma el director del área de Retail Knowledge de AECOC, Pablo de la Rica. Un acelerón que se ha plasmado con dos grandes fusiones en el último mes. La de Just Eat Takeaway con Grubhub y UberEats con Postmates. Aunque "ya veníamos de un contexto de concentración y de movimientos importantes como la entrada de Amazon en el capital de Deliveroo y se avecinaban acuerdos entre diversos retailers", advierte De la Rica.

En el último año Takeaway se hizo con Just Eat, dando lugar a un gigante mundial, al ganar de la pugna a Prosus, el brazo inversor de Naspers y accionista de referencia de Delivery Hero. La propia Delivery Hero compró a la surcoreana Woowa y Uber Eats vendió su negocio en India a Zomato, traspasó sus operaciones en Emiratos Árabes Unidos a Careem, su filial de Oriente Próximo, y finalizó su actividad en siete mercados más.

En España, la última gran operación data del año 2016 con la compra de la Nevera Roja por Just Eat pero sonado es el interés de muchas empresas por Glovo. "Estamos asistiendo a una fase de consolidación del negocio y de su modelo a nivel internacional", indican desde la compañía sin hacer más comentarios.

Rentabilidad

El sector de la comida a domicilio se ha configurado desde sus inicios con un modelo basado en las adquisiciones. Las plataformas de delivery ponen en contacto a restaurantes con las personas que quieren que les lleven la comida a casa con una comisión por intermediación de entre un 10% y un 35%, aunque existe mucha opacidad en torno a la cuantía. Así, necesitan volúmenes masivos de "información, transacciones y usuarios para ser rentables", explica el socio responsable de consumo y distribución de KPMG en España, Enrique Porta.

Y el crecimiento inorgánico es una de las principales estrategias. "Les permite acelerar en ese proceso de escalabilidad y ganar rápidamente la masa crítica necesaria", añade Porta. Además, el usuario retroalimenta con sus preferencias este proceso de concentración en el que el número de competidores por país se dirige a dos o tres. "Al ser plataformas de intermediación y agregación de oferta (con frecuencia, la misma), sus propuestas pueden colisionar en la mente del usuario digital, no proclive a utilizar muchas plataformas diferentes si no presentan una propuesta de valor diferencial", agrega.

El 'modus operandi' de esta reorganizaión pasa por o bien desinvertir en aquellos mercados sin posibilidad de crecimiento o expandirse con la compra de competidores. También ganar músculo con fusiones internacionales para asegurar una base de clientes en un mercado nuevo.

Coronavirus

Con este contexto, el confinamiento ha sido un catalizador, al ser prácticamente el único canal abierto para la restauración. El delivery ha captado 2,2 millones de nuevos compradores y ha alcanzado una dimensión en ocasiones de compra de en torno al 30% por encima de su nivel precrisis, según la consultora Kantar. "Es posible que el covid haya movido el calendario de inversión con la anticipación de operaciones que antes eran más lentas por la elevada liquidez del mercado", indica el director de Adigital, José Luis Zimmermann.

Según un informe de UBS previo a la crisis, el mercado mundial de comida a domicilio podría multiplicar su tamaño por 10 en una década. Un plazo que probablemente pase de años a meses tras el paso del virus. "Asistiremos sin duda a más fusiones y adquisiciones amplificadas con la entrada de nuevos jugadores que tienen en la tecnología y en la logística un factor diferenciador como Amazon", indica el socio de Financial Advisory de Deloitte, Arturo Gayoso. "Tras la etapa de lanzamiento y expansión (de estas empresas) es momento de consolidar en busca de la rentabilidad", agrega Gayoso.