+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Arte tecnológico reciclado

El MEIAC de Badajoz difunde la segunda fase de ´Netescopio´, un ´museo´ abierto en internet, cuyos autores han utilizado materiales ajenos para crear sus obras.

 

D. O.D. O. 04/12/2009

El pasado año el MEIAC de Badajoz abrió su proyecto de museo en internet Netescopio (http://netescopio.meiac.es ), del que acaba de difundir su segunda fase. En la primera, esta iniciativa de difusión del arte generado mediante las nuevas tecnologías colgó en la red producciones artísticas surgidas en los primeros años de existencia de internet.

La nueva exposición reúne unas 40 creaciones europeas y americanas que se han construido a partir de la apropiación y de la reutilización de materiales ajenos a los artistas.

Gustavo Romano señala que el medio digital posibilita, "más que la reproducción, la manipulación". De manera que las obras están sometidas a mutación, a convertirse en, como suele decirse en el lenguaje musical, remix .

Con este planteamiento, el trabajo de los artistas muestran "un mayor énfasis en el proceso, más que en la obra o el resultado final. De esta forma, el artista involucra al espectador y lo convierte en un agente activo del proceso creativo".

En este sentido, las obras de Reapropiaciones remezclan y recombinan materiales para lograr nuevas composiciones. Daniel Jacoby, por ejemplo, lo hace con los 10 primeros minutos de un discurso de Hugo Chávez, seccionado palabra por palabra, de manera que altera el orden del discurso y sobrepone la palabra sobre el mensaje, el gesto sobre las intenciones del político.

UN PINCEL En otros casos se respeta la composición original para recrear una versión libre. Miltos Maneta convierte el ratón del ordenador en un pincel, que funciona como una imitación del estilo del artista estadounidense Jackson Pollock.

En otro bloque, material de la red o sitios web son sometidos a parodia, sabotaje o manipulan con la intención de tergiversar su mensaje. Es lo que hace Mark Napier en The distorted Barbie , sobre la muñeca más famosa. En sus Barbies distorsionadas se ven variaciones a la manera de Kate Moss, Bjork o Dolly Parton, muñecas poseídas o gordas y feas. La obra no gustó nada a la fabricante de la muñeca, Mattel Inc, que demandó al artista.

Gustavo Romano afirma que en la mayoría de la muestra "hay una crítica implícita sobre la propiedad de las ideas y del uso restrictivo de las mismas. Según este enfoque, las ideas necesitan de una libre circulación y de una propiedad compartida por toda la sociedad". Otro ejemplo de ello que pone Romano es la obra Amazon Noire , en la que los artistas accedieron a todas las páginas de los libros de venta online del sitio Amazon, descargaron publicaciones enteras las ofrecieron gratis en su web como objetos de dominio público

Hay artistas que trabajan como coleccionistas. Martin John Callanan presenta la miniatura de la portada de más de 600 diarios de todo el mundo en una sola página web. Esta masa visual, dice mucho acerca de la superficie de las noticias y muy poco o nada de algo más allá.

Otras propuestas como MyContacts , propone entrometernos en el mundo de los contactos de los autores, e ingresar a sus respectivas páginas de Flicker. Así podremos ver fotografías tomadas por gente como Bill Gates, Paris Hilton, el Dalai Lama, Marcel Duchamp, Osama Bin Laden o George W. Bush.

Este nuevo arte plantea a priori dificultades a quien se acerca por primera vez o no está familiarizado con él ¿De qué claves debe disponer el espectador para acceder a estas obras? "Como cualquier otro tipo de propuestas de arte contemporáneo --explica Romano--, cada obra plantea un modo diferente de acceso. Lo que quizás diferencie a estas es que al estar diseminadas por internet, no cuentan con el contexto informativo que suelen brindar los espacios museísticos o las galerías".