+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LETRAS DEsNUNDAS

Gonzalo Hidalgo: "Vivimos en continua paradoja: estamos hartos de todo y no nos cambiaríamos por nada"

 

Gonzalo Hidalgo: "Vivimos en continua paradoja: estamos hartos de todo y no nos cambiaríamos por nada" -

SALVADOR VAQUERO
25/05/2013

u humildad natural le ha mantenido en segundo plano duran- te mucho tiempo, es- condiendo el escritor inconfor- mista e íntegro, amante del ofi- cio, al que ha dedicado buena parte de su vida. Y es que Gon- zalo Hidalgo Bayal, nacido en la localidad cacereña de Higue- ra de Albalat, allá por 1950, es “de buen conformar”, y de más difícil entrevistar porque como un Sócrates de nuestro tiempo, pretende la ignorancia en la sa- biduría.

–¿Cómo evaluarías la situa- ción de las letras españolas? –No me considero capaz de de- cidir sobre el panorama gene- ral, porque tengo demasiadas lagunas y porque tendemos a disminuir los méritos del pre- sente, no sé si con razón o sin ella. Por mi parte, puedo decir que hay autores de todas las edades, o generaciones, a los que leo con fervor.

–¿Existe un nacionalismo en la escritura o las letras son ajenas a la política?
–El nacionalismo es sólo una opción política más, desafortu- nada, por otra parte. La política es más amplia y admite todas las opciones literarias, desde la militancia (que no me interesa y suele ser perecedera) hasta el desprecio (que no deja de ser una forma rebelde de militan- cia) o, con muchos grados y matices, la indiferencia.

–¿Gonzalo Hidalgo sigue bus- cando una situación de “escri- tor escondido”?
–Nunca he buscado (o eso creo) ni el escondite ni la manifesta- ción. Soy de buen conformar.

–¿Cómo definirías la obra de Landero y cuál ha sido su aportación a las letras?
–Me gustan de Landero la mira- da piadosa, la voz reflexiva, los personajes que dan sentido a su insignificancia, la perfec- ción de la prosa, etcétera.

–¿Qué queda del Gonzalo Hi- dalgo que sobrevivía en Ma- drid empaquetando medici- nas?

–Todavía paso a veces por la Costanilla de los Desampara- dos, por Atocha, y evoco aque- llos tiempos de indigencia. Al- gunas habilidades nunca se pierden. Y somos lo que vamos siendo.

–¿Escribir es una forma de in- mortalidad?
–No creo. Puede haber textos inmortales, pocos, pero no es- critores. Otra cosas es que a ciertos efectos textos y autores se identifiquen, como si fueran sinónimos. No obstante, cada uno puede engañarse a su ca- pricho. La pregunta me recuer- da la respuesta de un personaje de ‘A bout de souffle’, un nove- lista, cuando declara a un pe- riodista sus aspiraciones: ser in- mortal y después morir, dice. 

–¿Te ocurre como a Borges, que está harto de ser Gonzalo Hidalgo, y le gustaría cambiar- se?

–Si no me equivoco, vivimos en continua paradoja: estamos har- tos de todo y no nos cambiaría- mos por nada.

–¿Kafka es un referente en Para- doja del Interventor?
–Incluí a propósito la palabra “a- grimensor“ en el texto, pero quiero pensar que hay otras refe- rencias.

–La poesía, la novela, el ensayo

o el relato corto, ¿en qué esce- nario de las letras se siente más cómodo y por qué?
–La novela da mucha tranquili- dad. En términos laborales, sería como un contrato indefinido.

–¿Cómo se definiría Gonzalo Hidalgo Bayal?
–Aquí no sé qué decir. No por las complejidades del objeto, sino por las deficiencias del sujeto.

–¿Al volver la vista atrás se ve la senda donde quedaron las hue- llas, como dice Machado?
No hace falta volver la vista 

 
 
3 Comentarios
03

Por Miajón 20:37 - 25.05.2013

Gonzalo Hidalgo, tipo extraordinario, humilde y maestro de las letras, del que imagino que Vaquero habrá aprendido algo para mejorar su literatura que a pesar de los premios, es más bien floja. Lo último, premio Cáceres de Novela Corta, con demasiados errores, Salvador.

02

Por José María Durán 20:05 - 25.05.2013

Excelente escritor. Leer sus libros es un gran placer.

01

Por Marro 13:58 - 25.05.2013

La perfección en la forma y la profundidad en el texto. Uno de mis autores predilectos.