+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La maquinaria cultural entra en el juego del engrandecimiento de las 'patrias'"

Carmen. Hernández

 

La maquinaria cultural entra en el juego del engrandecimiento de las 'patrias'" -

Vaquero
22/02/2014

TCtarmen Hernández Zurbano no duda a la hora de restar glamour a la creación literaria, ni de acusar de machismo al mundo de las letras, o de manipulación política con tintes chovinistas a los programas de fomento de la lectura. Aboga por el compromiso político y social y por Internet como universo de creación. Salmantina de nacimiento en el 76, vivió su infancia en La Vera, su adolescencia en Plasencia, la etapa universitaria estudiando medicina en Salamanca y ahora reside en Cáceres. Ha publicado los poemarios Géiser , (Editora Regional de Extremadura, 2011), La felicidad lingüística (De la luna libros, 2013), y ¿Eres okupa? , (Ediciones Liliputienses, 2013) con el que ganó el primer premio internacional de poesía de la librería cacereña El Buscón.

--¿Cómo se define Carmen Hernández?

--Una chica de pueblo.

--Antropóloga, pediatra, estudiante, escritora, ¿todo lo que vivimos enriquece las letras que parimos?

--Claro, y si no estudiamos ninguna carrera también. ¿Todo está conectado, no? y de qué manera-de hecho el hacerse consciente de todas estas conexiones es lo que yo entiendo por aprender, académicamente hablando.

--Dijiste en una entrevista de radio que la animación a la lectura tiene mucho de políticamente correcto, ¿crees que es una moda de la sociedad en que vivimos?

--No me refería exactamente a una moda sino a que el fomento de lo cultural desde la política tiene raíces que a veces no entiendo-no sé si se es mejor persona ni si se es más feliz por leer... lo que sí sé es que la maquinaria cultural entra en el juego del engrandecimiento de las 'patrias'.

--Has afirmado también que "escribir es una forma de sentirte menos mierda", ¿tal vez una forma de darle sentido a la vida?

--Sí, de dar sentido, y también de hacer algo hermoso o intenso o potente con lo que me pasa, de tal forma que eso que me pasa se transforma en cosas bonitas y yo las interiorizo como tales. Las cosas no son, las cosas significan, como se aburrían de decirnos cuando estudiaba antropología.

--¿ Eres okupa , supone un punto y aparte o un punto y seguido a tu creación literaria?

--Es un punto y seguido, lo que puede ocurrir es que se "entienda menos"... pero solamente algunos poemas, otros son muy claros, muy narrativos. Yo concibo mi poesía como algo sencillo que todo el mundo entenderá, luego me dicen que no y entonces empiezo a preocuparme más por sugerir, por la emoción o por crear imágenes y por los múltiples significados que salen disparados desde cada poema. Hice collages en este último libro que al modo surrealista conecten cosas alejadas, por ejemplo, o canciones de formas tradicionales que contengan cosas inesperadas.

--¿Vivimos una Felicidad lingüística en las letras extremeñas?

--Claro, si me lo preguntas por el lado de la cantidad de escritores, lectores, editores de nuestra comunidad, obviamente sí. Por el lado del placer y la alegría que todo ello conlleva pues espero que también. Por otras cosas relacionadas con la forma de entender el quehacer del escritor, tendría que hacer una encuesta, pero hay mucha mística...

--¿El escritor debe estar al margen de la política o la escritura puede ser un arma de compromiso?

--Lo escrito después de su publicación es siempre, sea o no su intención, un arma política, en cuanto que palabra que se hace pública y que proviene de un sujeto en un determinado contexto fruto de un determinado devenir histórico. Todas las personas deberíamos comprometernos, y más en estos tiempos que corren. Nada de profesionalizarse como intelectual --entendido a la manera clásica-- que no se "mancha las manos" con la práctica política, nada de profesionalización de los políticos que no tienen otro trabajo que les mantenga y les ancle a la realidad, y defienden sus escaños como gato panza arriba diciendo mentiras.

--¿La desigualdad social tiene su expresión en las letras?

--Claro, directa o indirectamente como antes decía: desde el punto de vista de que es difícil que una persona desfavorecida y discriminada tenga "su signo", ese es el mayor signo. Me estoy yendo por los cerros de Ubeda pero quiero decir que las bibliotecas públicas son una solución a la desigualdad, que todo el mundo pueda acceder a tantos libros, pelis, comics... es alucinante. ¡Vivan las bibliotecas públicas!

--¿Existe machismo en el mundo de las letras?

--Es evidentísimo. Con el mundo de las letras supongo que te refieres a la literatura. Sí, claro, en el número de hombres que trabajan y han trabajado en este campo respecto del de mujeres, echemos un vistazo al canon, eso es lo más evidente. Pero hay otro gran problema para mí --ampliando el significado de "letras"-- y es la masculinización del conocimiento: yo he aprendido una medicina, una antropología y una teoría de la literatura absolutamente masculinizadas en la universidad, de las que la mujer está prácticamente ausente, en el lenguaje, por supuesto, pero también como objeto de estudio. El conocimiento legítimo y los modos en que se transmite son sin excepción masculinos.

--¿Tu actual interés por la corrección supone la ineludible demostración de la madurez artística?

--No lo sé... de la consciencia de la materialidad del oficio y de la capacidad de manipulación de las emociones, jajaja... sí, de madurez entonces.

--Una reflexión ante la vida.

--¿Es muy raro vivir, no?

--Una anécdota divertida.

--Ayer llamé al seguro y ellos a un técnico para que me arreglase el telefonillo de casa y cuando llamó me di cuenta que el aparato estaba perfecto, funcionaba hasta la cámara. Mi amigo Fernando se equivocó de piso al llamar, no era que no funcionase. Se lo dije, pero el caso es que aún así lo desmontó y comprobamos que efectivamente estaba perfecto y como cuestan 200 euros estuvimos hablando de que no merecía la pena sustituirlo o repararlo. "Tira así con él el tiempo que puedas"... claro, no estaba estropeado!... pero los dos haciendo la performance corespondiente... fue surrealista total... jajaja.

--¿Internet pone en peligro la creación literaria?

--No, claro que no, no los entendería nunca como opuestos: creación literaria vs internet-pero si en internet se crea mucho-Si te refieres a que la gente va a dejar de comprar libros y eso, pues eso está relacionado con el consumismo y el capitalismo más que con la creación. La maquinaria cultural tiene mucho de negocio puro y duro aunque se revista de trascendentalidad, encima hay mucha gente que se lo cree.

--Una canción que recuerdas con cariño.

--Uff... muchísimas... el Pump up the jam de Technotronic en trance, tumbada sobre una piedra en la garganta del pueblo cuando tenía como 13 años.

--Un libro de cabecera.

--Ahora no me caben en la mesilla. Tengo: El cristianismo hedonista de Michel Gondry que es la segunda parte de su contrahistoria de la filosofía, El equilibrista de Bayard Street de Eduardo Chirinos que es un libro de poesía, y voy a empezar La ciudad feliz de Elvira Navarro, a ver si me gusta tanto o más que la anterior --pero menos que la siguiente--, y más... qué bien leer...

--¿Y si me dejo en paz, qué pasaría?

--Pues pasaría que es de las mejores cosas que uno puede hacer.