+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

El triunfo de las mujeres

El Festival de Teatro Clásico de Mérida abre su imaginario telón con ´Calipso´, un vodevil de pasiones amorosas con música, danza y humor La obra se representa

 

Conjunto Un momento de Calipso, con Francisco Valladares, a la izquierda, en el teatro romano de M - Foto:JERO MORALES

L. P. / REDACCION epextremaduraelperiodico.comL. P. / REDACCION epextremaduraelperiodico.com 07/07/2006

Buscando a su padre Ulises , Telémaco llega a la isla de la ninfa Calipso , que se enamora del joven viajero, el cual a su vez se enamora de otra ninfa, Eucaris . Podríamos poner otros nombres digamos más actuales o, por ejemplo, de la época de los felices años veinte y nos encontraríamos con un vodevil en torno a la guerra de los sexos. A ella remite Calipso (venturas y desventuras de una diosa) , que anoche prendió en la arena del teatro romano de Mérida con su mezcla de música (de José Rogel), danza y humor sobre pasiones y enredos amorosos. Con Francisco Valladares, Tonino y Las Virtudes, la risa está asegurada en la apertura de la edición número 52 del Festival de Teatro Clásico de Mérida.

En un imaginario mar Egeo, discurren las aventuras de Telémaco (uno de los héroes de La odisea ), concebidas como una fantasía llena de colores, alejada de la imagen tradicional de los espectáculos que se representan habitualmente en Mérida.

A ello contribuye el vestuario de la obra inspirado en los ballets rusos, en los grandes diseñadores de principios del siglo XX. "Este vestuario nos permite hacer auténticas locuras", ha declarado el director del montaje Angel Roger.

Mitos

Con un tono de mofa, Roger se sirve de este impulso humorístico para extender la burla a grandes temas como los mitos históricos, la realeza, el ejército o la política, recogidos en un texto de Pedro Víllora, autor de la versión sobre el original.

En esta revisión de la obra de Blasco, el principal problema ha sido, según ha explicado Víllora, mantener la comicidad, que estaba basada en argumentos de la época desconocidos para el público de hoy. La nueva versión de este autor (que se representará hasta el martes 11 de julio en el teatro romano) utiliza el lenguaje para diferenciar a los dioses, que hablan en verso, de los humanos, que lo hacen en prosa.

Víllora también ha intentado privilegiar el mundo femenino, representado por las diosas y las ninfas, unas Virtudes "cachondas", como ellas mismas se definen.

De ahí que haya optado incluso por cambiar el título del texto de Eusebio Blasco y usar el de Calipso , para resaltar el triunfo en esta obra de las mujeres que luchan por sus deseos frente a los varones que son movidos por el capricho o por el interés.

Buscar tiempo en otra localidad