+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

A 50 KILÓMETROS DEL VALLE DE LOS CAÍDOS

Cementerio lleno de franquistas

Mingorrubio reúne a numerosos altos cargos de la dictadura y está presidido por el panteón de los Franco

 

EFE
16/03/2019

El cementerio de Mingorrubio, en el distrito de El Pardo, en Madrid, gestionado por el ayuntamiento, acoge a un elevado número de altos cargos del franquismo. Es en este camposanto, a 50 kilómetros del Valle de los Caídos, donde la familia del dictador tiene un panteón. Desde el 7 de febrero de 1988 reposa Carmen Polo, esposa de Franco, en una cripta que ocupa toda la planta con una cúpula abovedada, con capacidad para unas nueve sepulturas más. A mediados de los años 60 el cementerio ya era visto como la última morada de los Franco.

El panteón es propiedad de Patrimonio Nacional. Junto a la tumba de la esposa del dictador, una gemela, a nombre de Franco, donde el Gobierno anunció ayer que tiene previsto inhumar los restos del dictador el 10 de junio, siempre que el Tribunal Supremo no suspenda cautelarmente el traslado.

Cincuenta kilómetros separan el Valle de los Caídos de este cementerio, rodeado de encinas centenarias, que cuenta con unas 500 sepulturas, 2.200 nichos, 1.050 columbarios y medio centenar de panteones

En este emplazamiento, uno de los más pequeños de los 22 que hay en Madrid, ya se encuentran enterradas personas cercanas a la dictadura, como dos presidentes del Gobierno: el almirante Luis Carrero Blanco y Carlos Arias Navarro. Y también numerosos ministros franquistas: Nemesio Fernández Cuesta Illana, Pablo Martín Alonso, Demetrio Carceller Segura, Pedro Nieto Antúnez, Félix Álvarez-Arenas Pacheco. De hecho ya hay sepultado allí otro Francisco Franco, primo del dictador, uno de sus máximos colaboradores.

Además, en el cementerio de El Pardo también están enterrados Francisco Fernández Ordóñez, ministro de Hacienda y Justicia con Adolfo Suárez y de Exteriores con Felipe González, y Juan José Rosón, titular de la cartera de Interior con Suárez y Calvo-Sotelo.

Al cementerio de El Pardo se llega después de pasar el palacio del mismo nombre y la colonia de Mingorrubio por una carretera sin salida, que se extingue justo en la entrada del camposanto. Cerca del Palacio de la Zarzuela. Allí, a la izquierda de la puerta, un pequeño letrero advierte a los visitantes que pasen por ahí de que está terminantemente prohibido hacer fotografías.

Una vez dentro, hay un jardín con cinco cipreses, aunque los árboles que más proliferan son grandes y centenarias encinas, y una pequeña iglesia.

La cripta donde reposan los restos de Carmen Polo fue construida en 1969 de acuerdo con el expediente del pequeño mausoleo que guarda el Archivo de la Villa. Su interior es austero y solo en el techo se puede leer la inscripción: «Yo soy el Alfa y la Omega», que aparece en la Biblia. La lápida de Polo (1900-1988) menciona su título de señora de Meirás y a su marido, que le volverá a acompañar si se termina cumpliendo el plan de Sánchez.

Buscar tiempo en otra localidad