+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA MINISTRA DE EXTERIORES VIAJA HOY AL PAÍS

Conflicto territorial con las aguas de Marruecos

Canarias pide al Gobierno más contundencia con el espacio marítimo. El reino alauita amplía su límite e incluye también al Sáhara Occidental

 

AGENCIAS epextremadura@elperiodico.com MADRID
24/01/2020

El secretario general nacional de CC-PNC, José Miguel Barragán, calificó ayer de «tibias» y «claramente insuficientes» las explicaciones dada por la ministra de Exteriores ante la aprobación por parte de Marruecos de dos leyes que cambian la delimitación de la frontera marítima del reino alauita y que afecta de forma directa a Canarias.

Para el líder nacionalista, «no tranquiliza» que ante el «hecho consumado» por parte de Marruecos, la ministra de Exteriores, que hoy visita Rabat, «despache este asunto en tres tuits quitándole importancia al asunto y alabando las buenas relaciones entre los dos reinos».

El miércoles, la Cámara de Diputados de Marruecos aprobó por unanimidad dos proyectos de ley para delimitar por primera vez sus fronteras marítimas con España y Mauritania, incluidas las aguas frente al Sáhara Occidental. El ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, destacó que estas leyes establecerán el límite de las aguas territoriales, fijado en doce millas, y crearán una Zona Económica Exclusiva, de 200 millas.

El espacio marítimo marroquí estaba delimitado por leyes de 1975 y 1982 que establecían como límite al sur la ciudad de Tarfaya. Con la nueva revisión normativa adoptada el miércoles, Marruecos extiende su tutela jurídica sobre el espacio marítimo que incluye el Sáhara Occidental hasta la ciudad de Lagüera y en el noreste hasta Saidia, fronteriza con Argelia.

El Frente Polisario, que lucha por la independencia de la excolonia española, ha advertido que el paso dado por Marruecos supone la apropiación de recursos naturales que pertenecen al pueblo saharaui. Y que esta decisión se trata de otro «intento desesperado» de Marruecos para legitimar la ocupación.