+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Detenido el hombre que agredió a una mujer por mostrar una bandera española en Tarragona

El individuo ha sido arrestado por delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales y delito de lesiones

 

Detenido el hombre que agredió a una mujer por mostrar una bandera española en Tarragona -

15/10/2019

La Policía Nacional ha anunciado en Twitter la detención del individuo que este lunes golpeó y derribó a una mujer mayor que estaba mostrando una bandera española en medio de una cocentración independentista en Tarragona. El hombre ha sido detenido "por delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas y delito leve de lesiones", según consta en el mensaje de la red social.

Los hechos se produjeron ayer pasadas las 12 del mediodía, cuando la mujer bailaba mientras exhibía la bandera rojigualda en la calle. A su alrededor, según se puede ver en un vídeo de 'Tarragona digital', se concentraban varias personas en protesta por la condena de los líderes independentistas juzgados por la organización del referéndum del 1-O.

Tras recriminarle su actuación, uno de los concentrados le ha dado un manotazo patra quitarle la bandera y luego ha golpeado a la mujer, que ha acabado en el suelo.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
2 Comentarios
02

Por guada2015 21:37 - 15.10.2019

Que la justicia le otorgue su merecida condena, eso es a lo que ellos llaman democracia, ojala nunca se repita la situación que estas personas estan viendo en Cataluña, comunidad autónoma perteneciente al maravilloso pais que es España

01

Por Tosapla 16:11 - 15.10.2019

La pegó un puñetazo, coño, que lo vió todo el que quiso. En otro medio hemos comprobado que no tiene apellidos catalanes, lo cual me hace pensar que ademas de un energumeno es un tonto de atar, pues todavia no se ha enterado, de que como lograran la independencia, los que tienen apellidos no catalanes iban a durar alli menos que un caramelo a la puerta de un colegio.