+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Forn y los Jordis vuelven a declarar en el Supremo

 

Forn y los Jordis vuelven a declarar en el Supremo -

EFE
11/01/2018

Jordi Sánchez, expresidente de la Asamblea Nacional Catalana, ha comenzado a declarar a las 9.45 horas ante el juez Pablo Llarena, que investiga el caso por el procés hacia la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), ante quien comparecerán hoy también Joaquim Forn y Jordi Cuixart.

El exconseller de Interior (Forn) y el presidente de Ómnium Cultural, Cuixart, comparecerán inmediatamente después de Sánchez ante el magistrado.

Los tres lo hacen a petición propia y es de esperar que sus declaraciones, en las que participarán los fiscales Fidel Cadena y Javier Moreno, ocupen al menos toda la mañana.

A las puertas del Supremo se ha concentrado una delegación de dirigentes de ERC y PDeCAT, encabezada por Joan Tardá, Jordi Xuclá y Francesc Homs, para arropar a los investigados.

Forn, procedente de la cárcel madrileña de Estremera, y Sánchez y Cuixart, de la de Soto del Real, donde están en prisión preventiva, han llegado a primera hora de hoy a los calabozos de la Audiencia Nacional.

Forn ha sido elegido en la lista del PDeCAT por Barcelona para el Parlament. Sánchez también ha salido elegido diputado autonómico en los comicios catalanes que se celebraron el 21 de diciembre.

El juez sitúa a Forn en el eje decisorio de una eventual conspiración para la rebelión porque sospecha que pudo lograr la pasividad de los Mossos d'Esquadra ante determinadas movilizaciones callejeras relacionadas con la Declaración Unilateral de Independencia. Y considera a Sánchez posible promotor de los tumultos ocurridos.

Llarena decidió el pasado 4 de diciembre que el exvicepresidente Oriol Junqueras, Joaquim Forn y los líderes de ANC y Òmnium Cultural siguieran en la cárcel, provisionalmente, para evitar que vuelvan a incitar a una "explosión violenta" en el proceso independentista.

Ese mismo día Llarena decidió dejar en libertad bajo fianza de 100.000 euros a seis exconsellers catalanes, no por considerar que existiera en su caso menor riesgo de que volvieran a delinquir, sino por creer que las consecuencias de que ellos lo hicieran serían menos graves.

Los Jordis entraron en prisión preventiva el pasado 16 de octubre y los exconsellers el 2 de noviembre, imputados por un delito de rebelión por su participación en el proceso hacia la declaración unilateral de independencia, además de otros delitos.