+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

VUELTA A LA POLÍTICA

Irene Montero reaparece para enfrentar los retos de Podemos y poner a prueba su liderazgo

La número dos de Podemos encarará las negociaciones con el Gobierno para sacar adelante el acuerdo presupuestario. Tiene por delante tres meses en solitario para preparar al partido para las elecciones locales, autonómicas y europeas

 

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, en el acto La vida, en el centro. - LUCA PIERGIOVANNI (EFE)

MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ
13/01/2019

La número dos de Podemos, Irene Montero, ha regresado a la vida política, después de seis meses de baja por maternidad, para encontrarse un panorama más convulso del que dejó en los primeros días de julio de 2018. La irrupción de Vox en Andalucía a seis meses de las elecciones locales, autonómicas y europeas, la puesta en marcha de la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado y las disputas internas de la formación morada en Cantabria, La Rioja y Navarra, son solo algunos de los retos a los que tendrá que hacer frente como cabeza visible de Podemos en un momento en el que el partido sale debilitado en todas las encuestas electorales.  

El nacimiento prematuro de sus dos hijos llevó a la portavoz de Podemos a apartarse de la vida pública días después de que Pedro Sánchez configurase el primer Gobierno de la democracia salido de una moción de censura, momento en el que los morados tuvieron que elegir entre tender la mano al Ejecutivo o continuar con la crítica al PSOE. Ahora, su vuelta al trabajo coincide con la tramitación de las nuevas cuentas públicas del Ejecutivo socialista. 

Unas cuentas públicas en las que Pablo Iglesias se ha implicado a fondo y que le llevaron hasta la carcel para tratar de amarrarlas con los líderes independentistas presos. El proyecto presupuestario, de salir adelante, despejaría las sombras de un adelanto electoral. 

Además, Montero vuelve a la política como líder provisional de Podemos después de que su pareja, Pablo Iglesias, haya comenzado su permiso de paternidad y no tenga previsto regresar hasta finales de marzo. Los dos dirigentes morados quisieron dar ejemplo de una de las principales reivindicaciones de su partido: los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles. Por lo que se repartieron al 50% el tiempo de permiso.

LA LLEGA DE VOX Y EL DESCENSO EN LAS ENCUESTAS

La irrupción de Vox en el Parlamento andaluz con 12 diputados hizo que Iglesias lanzase una "alerta antifascista" nada más conocer los resultados de las elecciones del 2 de diciembre de 2018. Múltiples voces desde el mundo intelectual progresista han lamentado esta estrategia de repliegue, han apostado por recuperar la trasversalidad original de Podemos y tratar de entender a quienes votaron a Vox. Sin embargo, Montero parece compartir la misma visión que el líder de la formación. En su acto de reaparición llamó a todas las mujeres a "llenar las calles y las urnas" para frenar al partido de Santiago Abascal y al futuro Gobierno autonómico compuesto por PP y Cs. 

Los decepcionantes resultados de Adelante Andalucía, la coalición formada por Podemos e IU, que obtuvo 17 diputados, tres menos de los que sumaban por separado en la anterior legislatura, han puesto en alerta a los morados antes las futuras elecciones. "Viene un año muy duro", gritó Montero ante más de 500 mujeres en su mitin de vuelta de la baja, en el Matadero de Madrid. Además, Montero ha reconocido el problema de abstencionismo que sufrieron en Andalucía: "Pese a que hemos intentado convencer a la gente de que votar es útil para cambiar las cosas, no lo estamos consiguiendo".

Montero tendrá también que preparar los comicios locales, autonómicos y europeos con un escenario, dibujado por el CIS, nada favorable para Unidos Podemos. En unas hipotéticas elecciones generales los morados y sus confluencias se sitúan como cuarta fuerza política con el 14,9% de la intención de voto, tres puntos porcentuales menos que en la última encuesta. 

PELEAR POR LOS PRESUPUESTOS

El pacto presupuestario que alcanzaron Unidos Podemos y el Ejecutivo de Sánchez en octubre ha dado muchas vueltas a lo largo de los últimos meses. La negativa de los partidos independentistas a apoyar los Presupuestos Generales del Estado y el veto de los populares en el Senado para evitar incrementar la senda de déficit en un 0,5%, llevaron, incluso, a que Iglesias diera por perdidas las nuevas cuentas públicas. 

Pero la situación parece haber cambiado. Con una posición más favorable por parte de ERC y PDECat, Montero ha reaparecido la misma semana que el Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de Presupuestos, primer movimiento para poner en marcha la tramitación de las cuentas públicas. La dirigente morada deberá liderar ahora las negociaciones con el Gobierno y mantener su órdago: o salen adelante todas las medidas acordadas o Unidos Podemos no apoyará los Presupuestos. Una estrategia que pone en juego todo el esfuerzo de la formación para "arrancar" al PSOE el conjunto de medidas. 

PRIMARIAS PARALIZADAS

Podemos tiene que hacer frente también a los problemas internos surgido en Cantabria y La Rioja. A menos de cuatro meses parar las elecciones autonómicas, el partido de Iglesias tiene las primarias paralizadas judicialmente en estos dos territorios. La delegación navarra de Podemos tampoco está preparada para encarar las autonómicas después de que los diputados oficialistas fueran expulsados por parte de la mayoría de los críticos.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España