+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Ante la delegación del Gobierno

Los Mossos actúan para contener a manifestantes radicales en Barcelona

Grupos violentos han llegado a romper el cordón policial; hay tres detenidos

 

Incidentes en la concentración en los alrededores de la Delegación del Gobierno. - EMILIO MORENATTI / AFP

EFE
15/10/2019

Los Mossos d'Esquadra están realizando esta noche cargas de contención en los alrededores de la Delegación del Gobierno en Barcelona contra los manifestantes que lanzan botellas, palos y petardos contra los agentes que blindan la zona, en un clima de alta tensión.

Fuentes de la policía autonómica han señalado que se han visto obligados a actuar ante las presiones de grupos violentos que habían llegado a romper el cordón policial para recuperar el espacio perdido, aunque aseguran que no han realizado cargas de dispersión.

 Algunos activistas han encendido una hoguera justo ante el cordón de Mossos colocado frente a ellos: lo han hecho a las 21 horas, y sobre las 21.10 han disminuido las llamas.

La hoguera se ha producido al prender fuego a unos cartones que algunas personas habían tirado poco antes al suelo, y también han lanzado objetos a los Mossos, después de numerosas cargas policiales ante altercados provocados por un grupo de manifestantes, algunos encapuchados.

Desde poco antes de las 19.30, miles de manifestantes se han ido congregando en la calle Mallorca a la altura de Pau Claris con la intención de llegar a la Delegación del Gobierno, siguiendo las instrucciones de los CDR, en protesta por la sentencia del 'procés'.

El dispositivo policial habilitado por los Mossos ha hecho imposible que los manifestantes llegaran a la Delegación del Gobierno y se han quedado frente a las vallas que blindan el perímetro.

Desde allí, grupos de manifestantes, algunos de los cuales van encapuchados, tiran contra los agentes todo tipo de objetos: palos, petardos, bengalas, vasos y pintura, y hasta han arrancado una señal de tráfico.

 40.000 personas según la Guardia Urbana han asistido a las dos concentraciones en la Delegación del Gobierno, en el momento de máxima afluencia. Una de las convocatorias, la de ANC y Òmnium Cultural, congregaba los participantes ante la sede de la administración española. Finalmente lo han tenido que hacer a cientos de metros del edificio, en la confluencia de las calles Mallorca y Bruc, porque un dispositivo policial muy amplio les ha impedido llegar.

El acto ha contado con la participación de Lluís Llach y del vicepresidente de Òmnium, Oriol Mauri, que han leído una carta de los presos. Esta convocatoria se ha desarrollado con absoluta normalidad. Entre otros eslóganes, los manifestantes han gritado "a por ellos", "los Mossos también son fuerzas de ocupación", "uno de octubre, ni olvido ni perdón", "no somos todos, faltan las presas" y "las calles serán siempre nuestras". 

La otra concentración ha tenido lugar cerca del Paseo de Gràcia, donde se han unido dos columnas una procedente de Jardinets de Gràcia y la otra de plaza Universitat. Aquí ha habido escenas de tensión y carga policiales.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España