+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPORTAJE

Un partido en Obras

  •  El Opus Dei ha ganado influencia desde que el Partido Popular llegó a la Moncloa. Varias carteras ministeriales están o han sido ocupadas por miembros de la or
  •  

    Michavila (centro) y Palacio (derecha) en la canonización de Escrivá de Balaguer. - Foto:EFE / MANUEL H. DE LEON

    R. CASTRO / M. SCHWARTZR. CASTRO / M. SCHWARTZ 08/12/2002

    El próximo domingo monseñor Antonio Cañizares Llovera tomará posesión como nuevo arzobispo de Toledo. Lo que en otras circunstancias sería una noticia perteneciente a la estricta esfera de lo religioso, en la España gobernada por el PP será un acontecimiento de primera magnitud política: cuatro ministros --Federico Trillo (Defensa), Angel Acebes (Interior), José María Michavila (Justicia) y Eduardo Zaplana (Trabajo)-- tienen previsto acudir al evento.

    Los cuatro ministros tienen, en mayor o menor grado, vínculos con el Opus Dei, la orden fundada por José María Escrivá de Balaguer en 1928 y que ha adquirido en los últimos tiempos un enorme poder tanto en El Vaticano como en el partido de José María Aznar. Trillo es un reconocido supernumerario de la Obra. Michavila ha admitido que fue miembro de la organización hasta los 22 años. Acebes y Zaplana no forman parte del Opus Dei, pero en la orden se les ve como buenos amigos.

    Todos, excepto Trillo, tienen motivos formales para asistir al acto. Michavila, porque de su ministerio depende la Oficina de Asuntos Religiosos, encabezada por un destacado veterano militante de la Obra, Alberto de la Hera y Pérez de la Cuesta. Acebes, porque monseñor Cañizares fue obispo de Avila, tierra natal del ministro. Y Zaplana, porque el nuevo arzobispo de Toledo nació en Utiel (Valencia) y es paisano suyo.

    Sin embargo, esos motivos no chocan con otros de índole personal. Así, Zaplana participó en el clan de Valladolid , que aupó a Aznar a la Moncloa, junto al actual director del gabinete de Presidencia, Carlos Aragonés, y el secretario de Estado de Cooperación Internacional, Miguel Angel Cortés. Ambos fueron alumnos y admiradores del expresidente del Senado Antonio Fontán, destacado miembro de la Obra.

    La confesión, publicada ayer en este diario, del secretario de Relaciones con las Cortes, Jorge Fernández Díaz, sobre su afinidad con la Obra, es sólo una muestra de su influencia.

    En su libro Las sotanas del PP , el periodista Mariano Sánchez Soler identifica como miembros del Opus Dei, además de Trillo, a la exministra de medio Ambiente Isabel Tocino, a la vicepresidente de la Comisión Europea Loyola de Palacio y al exministro de Sanidad Manuel Romay Beccaría, así como al fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, y al portavoz de Interior en Congreso, Andrés Ollero.

    LA FAMILIA DE AZNAR

    También destaca Sánchez Soler puntos de contacto del presidente del Gobierno con el Opus: los hijos de Aznar estudiaron en colegios vallisoletanos pertenecientes a la Obra, y su mujer, Ana Botella, es sobrina del ginecólogo José Botella, supernumerario de la organización. Además, el yerno de Aznar, Alejandro Agag, se formó en el colegio Retamar de Madrid, también del Opus.

    Pero el mayor reto de la Obra son ahora los Legionarios de Cristo, una organización surgida en 1941 en México y que también busca poder. Según el periodista Alfonso Torres, Michavila colaboró para que el centro Francisco de Vitoria, semillero de legionarios , lograra la categoría de "adscrito a la Complutense".

    Apúntate a nuestra Newsletter

    Mapa Coronavirus España

    Mapa Coronavirus España