+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA CORRUPCIÓN DEL PP

Rus: 'No me da miedo quemarme por Camps y si me quemo, me pondré Nivea'

'Dicen que tengo el dinero en Brasil pero no llega y estoy pelado como una rata', asegura el expresidente de la Diputación de Valencia Asegura que el PP le tiene 'en 'apartheid'' y que VOX sube porque 'la gente estaba harta de que no se hablera claro y ellos lo hacen'

 

Alfonso Rus, expresidente de la Diputación de Valencia, en su comparecencia en la comisión de investigación del Caso Imelsa en Les Corts. - MIGUEL LORENZO

NACHO HERRERO
28/01/2019

Alfonso Rus, expresidente del PP de la Diputación de Valencia e investigado en el 'caso Imelsa', ha asegurado hoy que mantiene intacta su confianza en Francisco Camps, expresident popular de la Generalitat e investigado en una causa de la Fórmula 1, otra del caso Gürtel y otra de la visita del Papa.

En absoluto me da miedo quemarme las manos por él y si me las quemo, después me pondré Nivea, dijo el exdirigente popular a la salida de su comparecencia en una comisión de investigación en Les Corts.

Estos días se cumplen tres años desde que fue detenido en la operación Taula, una causa que emana del caso Imelsa y Rus ha asegurado que la instrucción no encuentra el dinero que decían que podía tener en el extranjero.

Llevamos tres años, comisiones rogatorias, y el dinero no llega y yo estoy pelado como una rata. Dicen que está en Brasil pero no llega, ha subrayado. Dicen que tengo solares y chalés en Brasil, como si fuera Berlusconi y no he ido en cuarenta años, ha añadido.

Además, ha insistido en que mientras él estuvo al frente en la administración provincial no hubo ninguna trama de comisiones, otra cosa es que alguien haya metido la mano o haya pedido dinero, algo que ha asegurado que él no hizo nunca ni vio hacer.

También ha aprovechado para presumir de trayectoria política y gestión al frente de la Diputación. Ser bajito y que te siga tanta gente es por tener poderes, ha bromeado, para luego asegurar que un metro y cincuenta y nueve es lo que mide mi alargada sombra.

En mi último año en la Diputación hubo un superávit de 70 millones y reduciendo a la mitad la deuda. He sido el número 1, no el 2 ni el 3, el número 1 y me la juego con quien quiera, ha presumido.

EL YONKI DEL DINERO

La detención y citación como investigado de Ros llegó tras la confesión y delación (grabaciones incluidas) de Marcos Benavent, exgerente de Imelsa (una empresa de la Diputación) y excolaborador suyo, a cuyos testimonios ha tratado de restar credibilidad. Le creen a él antes que a la gente normal, porque yo ahora soy normal, antes era súper pero ahora normal, ha afirmado con sorna.

Me engañó a mi y a toda la oposición porque le hacían la ola. Había tanta hermandad que parecían las Fallas. Eso no me lo tiene que decir nadie que lo he visto yo, ha apuntado. Además, se ha quejado de que Benavent no haya pasado por el calabozo.

Yo estuve un día o dos en el calabozo y el Yonki que reconoció que había robado ninguno, eso creo que es injusto, el resto lo veremos en los tribunales.

EL PP Y VOX

Respecto a su relación con el Partido Popular ha dicho que ahora mismo estoy en apartheid y no ha querido decantarse por el modelo de Mariano Rajoy o el de Pablo Casado. Como me tiraron, por ninguno, ha asegurado, aunque se mostrado seguro de que el nuevo presidente popular va a llegar donde quiere.

Preguntado por la aparición de VOX la ha vinculado a que la gente estaba harta de que no se hablara claro y ellos lo hacen, en unas cosas tienen razón y en otras no, como todos.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España