+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA POSICIÓN DEL PSOE

Sánchez respaldará al Gobierno en los recursos para "salvaguardar la legalidad" en Cataluña

Díaz rompe el hielo con el secretario general del PSOE e ironiza con que "esto no es Frozen"

 

Pedro Sánchez junto a Susana Díaz en el encuentro del Foro Joly que tiene lugar en Sevilla - JULIO MUÑOZ (EFE)

23/01/2018

El líder del PSOE Pedro Sánchez dejó claro este martes en Sevilla que el único acercamiento al PP será a cuenta del tema catalán. Los socialistas, anunció, respaldarán todos los recursos que el Gobierno interponga para "salvaguardar" la legalidad en Cataluña, al tiempo que instó al nuevo Parlament a pasar ya "la página negra de Puigdemont" y la unilateralidad. Más allá de este asunto, Sanchez insistió en que su propuesta es de alternativa a un gobierno "acabado" y estancado y rechazó cualquier apoyo a los próximos presupuestos generales. "No hay opción", zanjó.

Durante un desayuno informativo en Sevilla, Sánchez consideró que "el independentismo tiene mayoría parlamentaria pero no social", instando a los independentistas a que si logran formar gobierno "tendrán que gobernar para el 100 por cien de los catalanes y no solo para el 47 por ciento". Asimismo, dijo, deberán volver al Estatuto de autonomía y a respetar la Constitución.

En este sentido, y tras atribuir en parte la crisis política en Cataluña al inmovilismo de Mariano Rajoy, defendió que su partido estará en contra de cualquier "quebramiento" del Estado de Derecho, por lo que apoyarán, anunció, los recursos que presente el Gobierno de la Nación ante el Tribunal Constitucional (TC) para "salvaguardar la legalidad en Cataluña". "No puede haber un presidente inconstitucional", insistió, instando a cerrar un capítulo que ha "fracturado a la sociedad catalana".

El líder del PSOE ha expresado su disposición, asimismo, para ayudar a fortalecer el estado autonómico. El tema catalán ha servido para acercar posturas con la líder socialista en Andalucía, y como se pudo comprobar en la capital hispalense, Sánchez no quiso ahondar en ese frente con sus barones. "Se trataba de perfeccionar la España plurinacional que ya reconocía nuestra Constitución. Lo que proponemos es que es perfectamente compatible la igualdad y la diversidad", afirmó, zanjando que cada comunidad es "lo que diga su estatuto de autonomía".

SIN APOYO A LOS PGE

Sánchez explicó que el frente común en Cataluña será su único encuentro con el PP, al que reprochó el "inadmisible intento de chantaje al vincular la financiación autonómica a un supuesto apoyo a los presupuestos". "No participaremos de los recortes al Estado del Bienestar perpetrados por las dos fuerzas conservadoras", aseveró. Así, el líder del PSOE se mostró dispuesto a negociar el modelo de financiación, pero dejó claro que corresponde al Gobierno "mover ficha" y dar a conocer su propuesta. Sánchez recordó que serán los gobiernos autonómicos los que liderarán la negociación, mientras que el partido "marcará una posición para el conjunto del país".

GUIÑOS A ANDALUCÍA

Al margen de los temas nacionales, la intervención de Sánchez ha servido para evidenciar un acercamiento a Díaz, con quien se enfrentó en las primarias socialistas. El secretario general del PSOE hizo suya una de las medidas estrella de la andaluza anunció una propuesta de gratuidad de las primeras matriculas universitarias para los estudiantes de grados. "Un compromiso de mi partido inspirado en el buen ejemplo de la Junta de Andalucía", justificó, negando poco después que considere el gobierno socialista andaluz un modelo "más a la derecha" del suyo. "A Susana hay que escucharla porque suele atinar en sus opiniones", concedió después. Aunque los rostros demuestran que la sintonía sigue sin ser buena, ambos quisieron dejar claro que el enfrentamiento fue un asunto del pasado. "¿Esta será una foto del deshielo entre ambos?", le preguntaron antes del encuentro a la presidenta andaluza, que irónica, respondió "esto no Frozen, aquí la temperatura nunca es tan baja".