+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

26M // Elecciones autonómicas, municipales y europeas

A Vara le obsesionan Badajoz y Cáceres

En la Plaza Alta pacense dijo: «El PSOE es el de las segundas oportunidades». Ambas capitales de provincia se le resisten desde 1995 y quiere recuperarlas

 

Vara y Cabezas saludan a una asistente a la Feria del Libro de Badajoz. - SANTI GARCÍA

Vara, en el medio, flanqueado por Ricardo Cabezas y Jesús Fuentes en el Campillo. - SANTI GARCÍA

Se enteró ayer de qué es el rebujito, pero no el que se bebe en la feria, sino la nueva droga de moda. Se trata de una mezcla de heroína, cocaína, anfetaminas y cal de la pared. Se vende en bolsitas a 5 euros. Hace adictos a chicos muy jóvenes. «Eso es una bomba, ¿no?», comentaría después. Lo contó el presidente de los vecinos del Casco Antiguo de Badajoz, Javier Fuentes, que lo paseó por las traseras de la Plaza Alta, el Campillo, territorio comanche, una zona en el corazón de la ciudad con casas derruidas y ocupadas por pequeños traficantes y consumidores. Había viviendas proyectadas para recuperar la zona, pero de momento solo existe una valla a la que se agarraba el candidato del PSOE a la presidencia de la Junta, Guillermo Fernández Vara, mientras escuchaba atento. Javier Fuentes se lamentó de la situación: «No podemos volver a lo que era esto en los 80», le pidió. Ayer la caravana socialista hizo parada en la capital pacense.

Vara paseó por las calles del casco antiguo con un séquito de más de 20 personas -era el único con chaqueta y corbata- y con Ricardo Cabezas, el aspirante del partido a la alcaldía de Badajoz, como cicerone.

«Ahora te hacen mucho caso, te sonríen, te dicen que sí a todo y luego se olvidan. Pero cuando venga dentro de un año se lo recordaré», ironizaba el presidente de los vecinos.

--¿Pero tú a quién votas?

--Yo soy un indeciso.

LAS APERTURAS EN FESTIVO

En el paseíllo electoral Fernández Vara saludó a dos albañiles que no tuvieron tiempo de darse cuenta de quién les estaba dando la mano y entró en varias tiendas de toda la vida y en otras recién abiertas para escuchar las reivindicaciones de los tenderos. Traía una propuesta debajo del brazo: un «gran plan» para impulsar el comercio minorista, que se elaboraría a finales de este año y que contemplaría ayudas para la venta por internet. Porque toca adaptarse.

Antes se había lamentado de que la justicia obligó a que se pudieran abrir más domingos y festivos en las ciudades de Badajoz y Cáceres, después de ganar ambos ayuntamientos las demandas que interpusieron.

La comitiva socialista continuó su visita hacia la Feria del Libro. En el camino Vara se cruzó con tres (todavía) concejales del Ayuntamiento pacense: Antonio Ávila, Celestino Rodolfo y Miguel Ángel Rodríguez de la Calle. Fue Ávila el primero que corrió a saludarlo. Ninguno de los tres están incluidos en la nueva lista municipal para las elecciones del 26-M.

También rondaba por allí la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, que se unió como una más a la comitiva.

EN APUROS 

Ya entre las casetas de libreros, un animador de actividades infantiles puso en apuros a Fernández Vara y a Ricardo Cabezas. Estaba bailando una coreografía con los pequeños y con el micrófono los animó a unirse. «¡Vamos, la foto de la campaña!», le gritó uno de los suyos. Pero ninguno quiso marcarse un Iceta.

Sobre libros... ¿el último que se han leído? Ricardo Cabezas respondía de inmediado que «el de Pedro Sánchez». Vara dijo que él también y que ahora en la mesilla tiene abiertos varios, entre ellos el último del escritor extremeño Luis Landero, Lluvia Fina. «Yo soy muy de Luis Landero».

--Ahora estoy empezando el de Feminismo para principiantes --prosiguió Cabezas.

--Ese también lo tengo en la mesilla de noche, me lo regaló la autora. Lo miro de vez en cuando --apuntó Vara.

El candidato socialista a la Junta no se marchó de la Feria del Libro sin saludar a Mingui. O lo que es lo mismo, Domingo Venero, de la librería Venero de Olivenza, su pueblo. «A mí viene a comprarme el periódico», expresó Mingui orgulloso.

REUNIÓN DE PROFESORES 

La visita a Badajoz siguió en el instituto San José, en el Gurugú, un barrio humilde donde nació y se crió Ricardo Cabezas. Fernández Vara no fue a ver a los alumnos, sino que mantuvo una reunión con los profesores, que le transmitieron una preocupación general: no tienen alumnos. Planteó una solución: reorganizar las zonas escolares para repartir mejor a los estudiantes de Secundaria. Esas propuestas que se hacen en campaña que nunca se sabe si se atenderán o si quedarán en el aire.

Pero lo cierto es que el candidato socialista se sintió cómodo y arropado en una ciudad que tiene clavada como espinita. En esta campaña electoral, que será su última en Extremadura, se ha marcado tres retos: la mayoría absoluta, ganar el ayuntamiento de Badajoz y el de Cáceres. Ambas capitales de provincia se le resisten al PSOE desde 1995 y le obsesionan.

Hace tres años Cabezas se lamentaba de que en su ciudad siempre perdía porque el PSOE regional tenía otras prioridades o intereses. En esta campaña siente el apoyo real del partido y los vientos que soplan a favor. «Es ahora o nunca», expresaba con gran entusiasmo.

La encuesta de Ágora Integral para EL PERIÓDICO EXTREMADURA le da la victoria en Badajoz y la posibilidad de gobernar pactando con Podemos o Cs. Los resultados de las elecciones generales también les fueron favorables. «Ha madurado mucho», comentaba ayer uno de los militantes que fue repartiendo propaganda socialista.

BORREL EN SAN BLAS

Para la otra espinita clavada, la ciudad de Cáceres, también tienen preparado un gran acto de conquista, será el lunes. Traerán a Josep Borrell, candidato a las europeas, a la explanada del popular barrio de San Blas.

Mientras tanto, los socialistas mostrarán fuerza este domingo en Mérida, un bastión más que asegurado. Quieren llenar la plaza de toros y sacar músculo con el líder Pedro Sánchez, que volverá de nuevo a la región.

Fernández Vara dijo ayer en la Plaza Alta de Badajoz que «el PSOE es el partido de las segundas oportunidades». Tanto para Cabezas para como Luis Salaya, el candidato a la alcaldía cacereña, es esta la segunda vez que pelean por el Ayuntamiento de su ciudad.

Optimismo hay a raudales. Pero, ¿serán reales o traicioneros esos vientos que, ahora, soplan a favor?

Temas relacionados
 

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
1 Comentario
01

Por Edmundo Alrevés 16:08 - 18.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Yo también votaré a La Pesoe, es la mejor empresa https://okdiario.com/investigacion/altos-cargos-del-psoe-cordoba-pedian-facturas-falsas-ir-fiesta-puticlub-candidata-vox-4132717