+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EN ANDALUCÍA

Vox compara la brecha salarial de las mujeres con la 'chica de la curva'

La formación ultra lleva al Parlamento andaluz una proposición para rechazar ese "falso planteamiento ideológico" en la Administración

 

Francisco Serrano y Santiago Abascal, el pasado diciembre, en Sevilla. - JON NAZCA (REUTERS)

JULIA CAMACHO
04/06/2019

Los datos internacionales constatan la existencia de una brecha salarial de género, la disparidad a la baja en el salario que cobran las mujeres respecto a los hombres. Es un concepto aceptado por la ONU, la Comisión Europea, el Foro Económico Mundial y un sinfín de organizaciones internacionales, y por si hubiera dudas, queda reflejado nítidamente en los datos que obran en el Instituto Nacional de Estadística.

Sin embargo, Vox prefiere hablar de fake porque, aseguran, la desigualdad es insignificante. Ahora, la formación ha ido más lejos y ha presentado una proposición no de ley para evitar que este falso planteamiento ideológico esté presente en la administración andaluza. Para apuntalar su argumento, afirma que se trata de una leyenda urbana comparable a la de la chica de la curva.

En un escrito remitido al Parlamento de Andalucía en pasado mes de mayo, y que aún debe ser calificado por la mesa de la Cámara antes de pasar a pleno, Vox Andalucía desparrama todas las bases de su ideología reaccionaria para reclamar que se arbitren medidas eficaces para no reconocer falsos planteamientos de tintes ideológicos, en alusión a esa brecha salarial.

En cambio, propone que se apueste por la igualdad efectiva en el ámbito laboral a base de criterios de igualdad de oportunidades, descartando preferencias y privilegios por razón del sexo y en base a primar criterios de mérito y capacidad.

Para llegar a este punto, el portavoz parlamentario de Vox Andalucía, Alejandro Hernández, que es quien firma la propuesta, dedica seis páginas a tratar de desmontar lo que insisten en denominar una gran mentira repetida a diario machaconamente, dado que por ley, recuerda, es ilegal pagar menos a una mujer que a un hombre desde 1980 y hay inspecciones para evitarlo. Pese a esta afirmación, no tiene empacho en deducir que los empresarios de este país son altruistas porque pudiendo estar ahorrándose la masa salarial de contratar a trabajadores más caros, los hombres, no lo hacen.

Es más, Hernández tira de comparación histórica y se remonta a Estados Unidos a comienzos del siglo XX, cuando las grandes migraciones de "afroamericanos" desde el sur al norte. En aquel caso, afirma, sí se produjo la discriminación salarial porque muchos empresarios estaban dispuestos a pagar menos en función de la raza, lo que provocó el rechazo de los sindicatos para que se estableciese un salario mínimo dado que esas empresas con sueldos más bajos empezaron a acaparar el mercado.

LOS HOMBRES, LOS DAMNIFICADOS

Sin embargo, el argumento de peso para desmontar esta mentira es precisamente la memoria de la Inspección de Trabajo de 2017, donde afirma que solo se encuentran 16 casos de discriminación entre 23 millones de población activa!!!. Siete millonésimas de uno por ciento!!! señala escandalizado, insistiendo además en que se trata de hombres discriminados, como han comprobado diferentes auditorías internas de multinacionales.

Sin embargo, analiza, nadie se escandaliza porque cualquier injustificada discriminación anticonstitucional contra los hombres se interpreta hoy como igualdad con perspectiva de género y todos ríen la falta de gracia que tiene. Si la discriminación fuera tan escandalosa como nos dice a diario el feminismo institucional y sus acólitos, concluye, el problema sería la incapacidad de los inspectores de Trabajo para detectar estos casos.

La realidad es que esa mujer con igual titulación y categoría profesional que percibe menos sueldo que el varón existe al igual que también existe la chica de la curva, todos los sabemos, ironiza en alusión al mito de terror sobre el fantasma de la joven que se aparece de repente para mostrar a los conductores de la peligrosidad del trazado.

Obviamente no están equivocados ni los inspectores de Trabajo ni los empresarios, sino aquellos políticos de todos los grupos políticos, a excepción de Vox, que repiten todas las consignas de la izquierda radical, que han comprado ese discurso falaz y además quieren aumentar su financiación, apunta el portavoz ultraderechista, que expresa en el contenido de la proposición su teoría de que a los hombres se les discrimina desde pequeños para que se acostumbren a la sedicente igualdad de género .

En su explicación, Hernández llega a cuestionar el techo de cristal , los obstáculos para que las mujeres copen los cargos directivos, apelando a ejemplos vividos en los juzgados de Sevilla, casualmente el lugar de trabajo de su jefe de grupo Francisco Serrano, juez en excedencia y activista en contra de la igualdad de género. Así, considera que los jueces aspiran por igual a promocionar y que muchas veces no lo hacen hasta no encontrar una plaza en el mismo lugar de residencia donde están asentados. Se trata de elecciones personales, apostilla, sin que nadie le impida a ninguno buscar un nuevo puesto de mayor rango en otra ciudad. A esto se refiere el feminismo radical cuando nos bombardean con el mantra simplón del techo de cristal?, concluye.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
1 Comentario
01

Por Manuel Madrid 15:21 - 04.06.2019

El si que es un mantra simplon