+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Vox obtiene una vicepresidencia en la Mesa del Congreso

Ignacio Gil Lázaro, expolítico del PP, representará al partido ultra en el órgano de la Cámara La falta de acuerdo entre populares y radicales hace perder un puesto a las derechas

 

Santiago Abascal conversa con Ignacio Gil Lázaro. - EFE

Pilar Santos / Miguel Ángel Rodríguez
03/12/2019

La socialista Meritxell Batet seguirá presidiendo la Mesa del Congreso. Y en ella estará Vox con una vicepresidencia, gracias a sus propios votos y a que no ha habido ninguna alianza en su contra. El PSOE ha preferido asegurarse la vicepresidencia primera antes que prestar apoyos a otro candidato para impedir la entrada de los ultras. El diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro, que estuvo durante más de 30 años en las filas del PP, ocupará la vicepresidencia cuarta.

La Mesa del Congreso está compuesta por nueve asientos: la presidencia, cuatro vicepresidencias y cuatro secretarías. Finalmente, habrá una mayoría progresista clara de seis contra tres, ya que la falta de entendimiento entre las derechas (PP, Vox y Ciudadanos) ha permitido a Podemos llevarse un puesto más del que esperaba. El reparto, por queda así: el PSOE, tres (presidencia, una vicepresidencia y una secretaría); Podemos, tres (una vicepresidencia y dos secretarías); el PP, dos (una vicepresidencia y una secretaría), y Vox, una (una vicepresidencia). Los reproches cruzados entre Vox y PP no tardaron en llegar en los pasillos del Congreso. 

La jornada ha empezado con la elección de la presidenta de la Mesa, el órgano encargado de calificar y ordenar los debates parlamentarios. Los diputados han escrito en un papel el nombre del elegido. Batet, la candidata socialista, ha ganado en primera ronda con mayoría simple, pero se necesita mayoría absoluta y se ha debido celebrar una segunda votación en la que se han enfrentado las dos más votadas, en este caso Batet y Ana Pastor (PP). La política catalana ha salido elegida por 166 papeletas frente a las 140 que ha recabado Pastor.

Las vicepresidencias 
Después ha llegado el turno de las vicepresidencias. Los diputados, de nuevo, han puesto en un papel un solo nombre. Los cuatro más votados han sido los elegidos. Era el momento de ver hasta qué punto el cordón sanitario a Vox que propugnaban PSOE y Podemos iba a surtir efecto. El PP ya había advertido de que no iba a participar de él. Los conservadores ofrecieron a Vox el lunes ayuda para asegurarse una vicepresidencia siempre que el partido ultra colaborara a su vez a que Ciudadanos obtuviera una secretaría. Los de Santiago Abascal se fueron a dormir rechazando ese plan ya que consideran que, al ser la tercera fuerza esta legislatura con 52 escaños, se merecen dos por tradición parlamentaria. Ciudadanos, subrayan, solo tiene 10 diputados esta legislatura. Los radicales habrían necesitado esa muleta del PP si el PSOE hubiera estado dispuesto a perder la vicepresidencia primera, pero los socialistas no lo han hecho y los de Vox han conseguido que Gil Lázaro fuera el cuarto candidato más votado.

Fuentes del PSOE remarcan que la vicepresidencia primera tiene un papel simbólico demasiado determinante como para dejarla en manos de otros partidos. El diputado Alfonso Rodríguez de Celis será el que la ocupe y pueda sustituir a Batet siempre que sea necesario. La segunda la ha ganado Pastor (PP) y la tercera, Gloria Elizo (Podemos). 

Las secretarías
En último lugar, en la votación de las secretarías, el PP ha mantenido su decisión de intentar que Ciudadanos lograra una de ellas y ha repartido sus votos entre el candidato popular (Adolfo Suárez Illana) y el naranja (José María Espejo-Saavedra). Mientras, el partido de ultraderecha ha votado a su propio aspirante (José María Figaredo). "¿Por qué teniendo 52 escaños tenemos que apoyar a un partido que solo tiene 10?", se preguntaba el radical Iván Espinosa de los Monteros. Esa división de los tres partidos de la derecha ha impedido que tanto Ciudadanos como Vox logren una secretaría, que finalmente ha ganado Podemos. El reparto finalmente queda así: Gerardo Pisarello (Podemos), Sofía Hernanz Costa (PSOE), Javier Sánchez Serna (Podemos) y Suárez Illana (PP).

"El PP ha preferido darle inútilmente sus votos a Cs, en vez de al candidato de Vox. Es el único responsable de que el comunismo y el separatismo tengan un sitio más en la Mesa. Tomamos nota", ha escrito Abascal en Twitter.

Por su parte, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha lamentado también en esa red social que la formación de Abascal no haya votado por Espejo (Ciudadanos), "que luchó contra el golpe de Estado desde la Mesa del Parlament de Cataluña". "Gracias a Vox será sustituido por Pisarello, aliado de Colau y los independentistas", ha añadido.