+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

es la mitad que la media nacional

El 10% de los fallecidos en accidentes de tráfico en la región son motoristas

Hay más siniestros en Badajoz pero en Cáceres hay más fallecidos

 

ALICIA GARCÍA HERNÁNDEZ
26/08/2019

En Extremadura, el 10% de los fallecidos en carreteras son motoristas. Una cifra inferior a la española, el 21,9%, pero que sigue creciendo. El 21% de los conductores de motocicletas heridos necesitaron hospitalización. Por provincias, hay más motociclistas heridos graves en los siniestros que se producen en Badajoz, un 24%, pero en Cáceres hay más fallecidos, un 12,5%.

Los accidentes con víctimas han crecido un 15% mientras aquellos que tienen implicadas motocicletas lo han hecho en un 57%. Los motoristas fallecidos también han tenido un aumento mayor que las víctimas mortales, un 12% frente a 8%.

Los últimos datos publicados por la Dirección General de Tráfico revelan que el accidente más común es la salida de vía o caída, sin otro vehículo implicado y en tramo de curva. Los siguientes más comunes son las colisiones. El 29% de los motoristas implicados en accidentes con motocicletas de hasta 125 cc tenían el permiso B, de coche, frente a los que poseían el permiso A2, de motocicletas, que solo suponían el 9%.

FORMACIÓN / Por todos estos factores, Formaster cree que existe una relación entre la falta de formación específica en la conducción de motocicletas y la alta siniestralidad. Formaster es una asociación de empresas formadoras en transporte, logística y seguridad vial. Una agrupación de autoescuelas que imparte formación a profesionales y que colabora con el Consejo Superior de Tráfico y la DGT para la elaboración de normativas.

«Todos sabemos que con tres años de antigüedad del permiso B, que es el que nos permite conducir coches, podemos conducir una motocicleta de hasta 125 cc. ¿Qué ocurre con esto? Que estas motocicletas hoy día cogen mucha potencia, cogen mucha velocidad, tienen un peso específico y muchas personas cuando entran directamente a conducir este tipo de motocicletas no tienen en cuenta todos esos detalles», argumenta Luis Fernando Fernández Serrano, director general de Formaster.

El objetivo de esta asociación es establecer una formación adicional para aquellos que no posean un permiso específico de motocicleta pero sí el permiso B de coche y quieran conducir una. Aunque esta no está diseñada aún, pretenden incluir en ella conocimientos acerca de la percepción del riesgo, el comportamiento del vehículo en curvas y frenadas, la sensación de velocidad y algo de concienciación respecto a la seguridad, pues las personas sin carnet de moto específico «no han hecho unas prácticas previas para saber cómo se comportan estos vehículos durante las curvas, frenadas, etc. Y de ahí pues la alta siniestralidad».