+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA ALCALDESA DEL PUEBLO, EL DIRECTOR DE LA CENTRAL Y SINDICALISTAS BURGALESES ESTUVIERON EN EL ACTO REIVINDICATIVO.

600 empleados de Almaraz y políticos se concentran en defensa de las nucleares

Piden que Garoña continúe y están convencidos de la renovación de la licencia de la central extremeña.Justifican el apoyo a esta

 

Vista general de la concentración pronuclear, ayer a la puertas de la central de Almaraz. - Foto:M. A. F.

M. A. FERNANDEZM. A. FERNANDEZ 27/06/2009

Faltaban pocos. 600 de los 800 trabajadores de la Central Nuclear de Almaraz se concentraron al mediodía de ayer a la entrada de la planta para defender la energía nuclear y pedir la continuidad de Santa María de Garoña, respaldando así la cruzada iniciada por los empleados de esta instalación burgalesa.

De manera silenciosa y tranquila, los convocados usaron su presencia como acto reivindicativo, ya que solo se leyó un comunicado. "Este comité considera que no existe ninguna razón que impida que permanezca en servicio --Garoña-- y así mismo expresa su total apoyo a cualquier acción que promuevan los trabajadores de dicha central", leyó José Antonio Rubio, delegado sindical de CCOO.

En el mismo también se manifestaba la necesidad a atender a "criterios de seguridad, estabilidad de la red, compromisos mediambientales y mantenimiento de puestos de trabajo", como puntos básicos a la hora de tomar una decisión sobre la composición del mix de generación de energía en España. Por último, se dejó la puerta abierta para "realizar cualquier medida que se considere necesaria para defender los puestos de trabajo de todo el personal en cualquier central nuclear española". Rubio también leyó un manifiesto del Ayuntamiento de Almaraz por el que se pedía la continuidad de la planta burgalesa.

De hecho en la concentración, que comenzó con unos 15 minutos de retraso y que duró otro tanto, estuvo presente la alcaldesa de Almaraz, Sabina Hernández, quien no dudó en poner una camiseta con la consigna Garoña es segura. Continuidad . Este fue el lema que portaron en camisetas y pequeños carteles algunos de los concentrados, que llevaban el casco obligatorio dentro de las instalaciones.

Escondido entre los trabajadores se pudo ver al director de la central, José María Bernaldo de Quirós, que no hizo ningún tipo de declaración y se mantuvo en un segundo plano. También acudieron representantes sindicales de Garoña. Benito Ortiz, integrante del comité de empresa de la central burgalesa, quiso tomar la palabra para expresar su agradecimiento por el apoyo recibido en Almaraz y afirmar que las centrales nucleares españolas "son seguras".

CONTINUIDAD DE ALMARAZ Finalmente, y como respuesta a los medios de comunicación, Francisco Javier Rodríguez, miembro del comité de empresa de Almaraz, se mostró convencido de que la licencia de explotación de la planta extremeña será renovada el próximo año. "Almaraz ha hecho todos los requerimientos que se le han exigido por el Consejo de Seguridad y cumple con toda la normativa actual", dijo. Un gran aplauso puso fin a la concentración.

La Central Nuclear de Almaraz cuenta actualmente con unos 800 trabajadores, de los que unos 400 son de explotación (es decir, pertenecen a la planta directamente) y el resto provienen a contratas de subcontratas. Tiene una potencia instalada, que está próxima a aumentarse, de 1957 megavatios y produce el 25 por ciento de la energía nuclear española.