+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El aeropuerto de Badajoz mantendrá los vuelos mientras se resuelve el concurso

Las empresas pueden presentar sus ofertas hasta el 12 de febrero y se abrirán el día 27. Air Nostrum vende billetes hasta agosto pese a que su contrato termina el 25 de febrero

 

Guadalupe Moral
21/01/2018

Después de dos años de servicio ininterrumpido, el próximo 25 de febrero termina el contrato de Air Nostrum y la Junta de Extremadura para ofrecer vuelos desde el aeropuerto de Badajoz, pero la actividad no parará. La compañía aérea ha puesto a la venta esta semana nuevos billetes a Madrid y Barcelona más allá de la fecha en la que expira su contrato actual. Actualmente es posible adquirir viajes a ambos destinos hasta el próximo mes de agosto a precios inferiores a los 100 euros ida y vuelta.

De esta forma, Air Nostrum, de momento, se muestra dispuesta a seguir operando desde el aeropuerto pacense aunque no resulte adjudicataria del concurso de publicidad que actualmente está en marcha para el próximo año (no confirma si se ha presentado al mismo), lo que supondría que no contaría con la ayuda pública de la Junta para dar este servicio que ahora sí ofrece con el respaldo de la administración regional dado que se trata de un servicio con escasa rentabilidad.

La compañía defiende que más allá del contrato actual, puede seguir ofertando vuelos en el aeropuerto pacense, «de lo contrario no lo haría», insiste la aerolínea.

El nuevo concurso se licitó a finales de diciembre y está actualmente abierto para recibir las ofertas de las compañías interesadas en operar desde Extremadura, que tienen de plazo hasta el próximo 12 de febrero para presentar sus propuestas. El contrato tiene un presupuesto base de licitación de más de 2,4 millones de euros para promocionar la imagen de Extremadura, entre otras otras acciones de comercialización, en el transporte aéreo durante los próximos 12 meses e incluye además las rutas regualres a Madrid y Barcelona desde Badajoz. Es la fórmula con la que el servicio se ha mantenido en los últimos años ante el escaso interés de las operadoras y la imposinilidad legal de subvencionar directamente el trasnporte aéreo.

RESOLUCIÓN / Tras la presentación de ofertas se celebrará una primera mesa de contratación el 27 de febrero, donde se analizará la documentación administrativa aportada por los posibles licitadores. Si toda la documentación presentada fuera correcta, podría conocerse el posible adjudicatario ese mismo día, en caso contrario se celebraría una segunda mesa de contratación el 7 de marzo, según explican desde la Consejería de Medio Ambiente. Se valorará principalmente la oferta económica (hasta 60 puntos), el número de aeronaves en operaciones regulares puestas a disposición del contrato (20 puntos) y el número de conexiones con rutas nacionales e internacionales desde las ciudades de Madrid y Barcelona (otros 20 puntos). Además se tendrá en cuenta la solvencia económica y finaciera de la empresa así como técnica y profesional.

HIPÓTESIS / Una vez que se rubrique el nuevo contrato, la aerolínea ganadora dispondrá de un plazo máximo de un mes para poner en marcha el servicio. No obstante, en el caso de que Air Nostrum fuera la adjudicataria, el servicio se reactivaría sin interrupción alguna puesto que ya está programada y a la venta una oleada de vuelos que la compañía tiene la intención de realizar. Si estas rutas sufrieran algún tipo de cambio, la legislación vigente contempla tanto indemnizaciones para los pasajeros como la posibilidad de operar los servicios vendidos a través de otras empresas, una opción que posiblemente se plantería Air Nostrum en el caso de que otra aerolínea se hiciera con el concurso.

No obstante, el escenario sería distinto en el caso de que el concurso finalmente quedara desierto, otra hipótesis más todavía sobre la que la Junta prefere no pronunciarse al tratarse de escenarios no confirmados.

De todas formas, el aeropuerto de Badajoz seguirá funcionando a través de la fórmula del contrato de publicidad que se viene empleando desde hace casi 20 años porque la legislación europea impide que las administraciones concedan subvenciones directas a las compañías para que ofrezcan sus servicios en un determinado territorio, priorizando así el libre mercado.

Así se mantendrá el transporte aéreo en la región hasta que a medidados de este año, previsiblemente en junio, el Ministerio de Fomento ya pueda declarar oficialmente los vuelos regulares a Madrid y Barcelona como Obligación de Servicio Público (OSP). Esta designación ya sí permitirá a la Junta de Extremadura sacar directamente a concurso el transporte aéreo en la región y olvidarse de la fórmula actual, con un coste que será determinado por el propio ministerio y con horarios más flexibles que permitirán viajar a Madrid y volver a Badajoz en un mismo día.

Cuando esta OSP sea una realidad, la compañía que resulte adjudicataria del contrato de publicidad actual potenciará las acciones de promoción turística de Extremadura aunque el pliego también incluye garantizar la red de vuelos regulares y conexiones con otras rutas. Desde el Ejecutivo regional destacan que con la OSP «lograremos ofrecer una estabilidad inédita en el aeropuerto de Badajoz».