+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA CON EL AUTOR DEL CARTEL DE FANCINEGAY DE EXTREMADURA, QUE HOY VISITA CACERES

Aitor Saraiba, dibujante y escritor: "Se puede vivir de ser dibujante. Los límites los ponemos nosotros"

 

Aitor Saraiba, dibujante y escritor: "Se puede vivir de ser dibujante. Los límites los ponemos nosotros" -

ANTONIO PEREZ BLÁZQUEZ (Licenciado en Comunicación Audiovisual)
15/11/2013

En cuanto tuve Nada más importa , la última novela gráfica de Aitor Saraiba entre mis manos comprobé que era uno de esos objetos que tienen un peso especial mas allá del peso físico. El libro está rodeado con un papel rojo, con recomendaciones de Elvira Lindo y Nacho Vegas, papel que al desplegarlo resulta ser un póster. Aitor Saraiba nació en 1983 en el barrio de Patrocinio de Talavera de la Reina y gracias a que sabe transformar lo duro de la vida en algo positivo, esta logrando cumplir sus sueños. Viajando desde 1988 hasta 2013 a través de las giras de Metallica, este libro busca la forma para que sigamos creyendo en nosotros mismos y busquemos cumplir nuestros sueños, en definitiva, la esperanza de futuro tan necesaria y carente hoy día. Hoy firma libros en Cáceres.

 

--Aitor, ¿qué es lo más valiente que has hecho en tu vida?

--Escribir mi primer libro, El hijo del Legionario .

 

--¿Quién te gustaría que leyera tu libro?

--Andrés Neuman y Roberto Bolaño. Bolaño está muerto, así que Neuman y Nicanor Parra. Bueno y Berger también.

 

--Como lector me siento muy identificado y sé que más gente también, ¿Cómo lo haces?

--No es una estrategia. Es el único modo en el que sé contar las cosas. El mundo necesita gente transparente, creo que cualquier obra que sea transparente encontrará espectadores que se identifiquen con ella.

 

--¿Qué tiene la música heavy? ¿Es una forma de evasión?

--En mi caso la música heavy, que al final es una forma de vida, fue una armadura. Para sobrevivir un montón de momentos. Una de las cosas que más me gustan de esta cultura musical es la forma de identificarse estéticamente entre ellos y como eso forma un grupo especifico y reconocible al resto. Al final llevar una camiseta de Metallica cuando yo tenía 12 años para mí era como llevar un escudo a un mundo que yo sentía hostil conmigo. Y mi forma de hacerle frente era con esa armadura.

 

--¿Está en la música, los autores y demás artistas que referencias en el libro la clave para alcanzar los sueños? ¿O la clave para que salgamos de una vez de esta crisis?

--Esa clave está sólo dentro de nosotros mismos. Sólo nosotros conocemos nuestros deseos y el camino real para llegar a ellos. Claro que hay que ser valiente para alcanzar tus sueños. Creo que si eres valiente los sueños están ahí, esperándote, a la vuelta de la esquina. Pero ese camino, nunca, nunca es fácil.

 

--Como dices en el libro, escribes en solitario para ser leído en solitario, ¿pero qué destacas de ti mismo cuando estás dibujando?

--Para mí no hay ninguna diferencia entre dibujar y escribir. Dibujo lo que no sé escribir y escribo lo que no sé dibujar.

 

--Cada capítulo tiene unos colores propios, una identidad propia y diferente a los demás, hablan por sí solos ¿Ves los recuerdos en tu mente tal como nosotros vemos tus dibujos?

--Sí. No tenía una idea preconcebida ni de los colores ni las técnicas para cada capítulo. Pero cada capítulo es un estado vital diferente, y un proceso creativo distinto, los colores y técnica surgían mientras escribía la historia.

 

--¿Cuánto tiempo te ha llevado hacer este libro?

--30 años. Que es la edad que tengo.

 

--Según dices en el libro no tienes miedo a la muerte pero sí a desaprovechar la vida, ¿Crees que como sociedad estamos desperdiciando la vida?

--Hay un montón de gente desperdiciando su vida. Un montón de personas se despiertan cada mañana sintiendo que su vida no les gusta. Ojalá todos ellos encuentren lo que necesitan romper para poder seguir su camino hasta convertirse en lo que quieren ser.

 

--Según relatas te daba más miedo afrontar tu homosexualidad que los monstruos de la oscuridad. ¿Hoy día crees que a la gente le pasa igual, que da miedo afrontar lo que sienten?

--A todos nos dan miedos nuestros sentimientos. No tenemos poder sobre ellos.

--¿Y con los monstruos de carne y hueso, cómo haces para que no te ataquen?

--Suelo atacar yo a los monstruos antes de que ellos me ataquen a mí, jejeje. A mi sobrina de 5 años siempre le digo no tengas miedo de los monstruos son solo seres asustados, intenta entender qué les asustó.

--¿Qué esperas conseguir con tus dibujos y con tu obra? ¿Cuál es tu meta?

--No tengo una meta. En el arte no hay unas metas establecidas. Nunca en mi vida me las he puesto, he ido de un lugar a otro, de un proyecto a otro poniendo siempre toda mi energía. Creo que la única forma de construir una vida es sin metas, las metas pertenecen al ego y el ego solo nos aleja de la persona que somos realmente.

--¿Te has planteado tocar nuevas áreas como hacer una serie de animación o algo así? No sé, ¿Qué tienes en mente? ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

--Siempre que empiezo un proyecto nuevo, uso la técnica que necesite para desarrollarlo, me da igual cual sea. El 2014 estaré haciendo muchas fotos de nuevo, para un proyecto que tengo entre manos. Pero también estaré dibujando y escribiendo y haciendo cerámicas... Mis proyectos de futuro... encontrar novio jeje.

--No me gusta preguntarte esto, pero lo voy hacer, ¿se puede vivir de ser dibujante? ¿Qué dirías a la gente que quiere dedicar su vida a ser dibujante?

--Se puede vivir de ser dibujante, panadero o paracaidista. Los límites nos los ponemos nosotros. Animo a todo el mundo a que persiga su sueño y lo cumpla. En mi camino me encontré al principio a mucha gente que no entendía muy bien a donde quería llegar, y seguramente yo tampoco lo sabía bien, pero ha sido un proceso. Los sueños son eso, un proceso desde que están en nuestra mente y llegamos a ellos. No es nada fácil. Nada, ni ser abogado ni ser dibujante. Nosotros los hijos de los obreros no nos queda otra que luchar por nuestros sueños. Pero como decía N zim Hikmet "tuve la suerte de ganarme siempre el pan con el sudor de mi frente" y eso a mí me llena de orgullo.

--¿Un artista se hace o se nace?

--Artistas somos todos.

--¿Qué semejanzas y diferencias hay entre tus primeros libros hechos con folios grapados y estos tres últimos?

--Yo no veo diferencia porque en todos fui igual de sincero. Ahora sí, los tres últimos son más historias con en el sentido tradicional de inicio, nudo y desenlace. Pero hice todos con el mismo miedo y el mismo amor.

--De todas las ciudades en las que has vivido, ¿dónde te gustaría vivir o descansar?

--Amo Madrid, me gusta también mucho Los Angeles. Así que viviría en Madrid (que es donde vivo) y descansaría en Los Angeles (que es donde voy a descansar cada cuando puedo). Pero que me entierren en Patrocinio de San José, mi barrio.

--¿Y alguna ciudad que no aún no has visitado?

--Un montón. He viajado siempre a las mismas ciudades y países una y otra vez, la verdad va siendo hora de ir abriendo nuevos horizontes. Tengo muchas ganas de ir a Noruega.

--Además de su libro, Aitor ha hecho el cartel del festival de cine gay-lésbico de Extremadura. ¿Qué te atrae de Extremadura?

--Cuando me invitaron a formar parte del programa del festival FanCineGay fue un honor. La ciudad donde nací, Talavera de la Reina, no tiene visibilidad gay, y una de las cosas por las que más intento luchar o reivindicar es la homosexualidad en el entorno rural y en esos lugares donde parece que la homosexualidad es de otro planeta. En mi barrio Patrocinio de San José nunca vi a una pareja gay o lesbiana dados de la mano paseando, eso me pone triste. Es una oportunidad enorme la que me brinda ahora Extremadura invitándome aquí a hablar de mis libros.

--¿Harías como Wolf Vöstell que se vino a vivir a los Barruecos?

--Sí, seguramente termine haciendo algo así. No tan bien como lo hizo él, jejejej. Pero vamos, no me importaría nada.

--¿Qué estarías haciendo si no fueras dibujante?

--No ser yo. 

--¿Qué te aporta tu público? ¿Qué te dan? ¿Qué te dicen cuando les firmas tus libros?

--Sin mi público no soy nada. Les debo todo. Tener público es ya una bendición. Me gustan mucho las firmas de libros porque es una forma de poder acercarme a la gente que lee mis libros y durante unos minutos compartir un momento con cada uno de ellos. Viene gente que te trae cartas, regalos, flores... Es un momento muy íntimo y bonito, o así lo siento yo.

NOTA:
Aitor Saraiba estará firmando esta tarde sus libros en Cáceres, a partir de las 19:30 horas, en la librería 'Libros y café' en el Pasaje Norba de la Avenida Virgen de la Montaña nº. 1.