+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ELEGIDO ENTRE CUATRO CANDIDATOS

Aurelio Blanco, nuevo fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia

  •  Conde Pumpido elevará la propuesta del Consejo Fiscal al Consejo de Ministros


  •  

    Aurelio Blanco, en su despacho de la Fiscalía de Cáceres. - Foto:JAVIER CALDERA

    ISABEL BRAVOISABEL BRAVO 13/04/2005

    El fiscal Aurelio Blanco Peñalver, de 51 años, natural de Jaén y destinado en Cáceres, será el nuevo fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura. Ocupará la plaza que Jorge Sena dejó vacante el pasado 25 de enero, al ser nombrado fiscal jefe del Tribunal de Cuentas.

    Por ocho votos fue aprobada ayer en la reunión del Consejo Fiscal la propuesta de su nombramiento, que ahora elevará al Consejo de Ministro el fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido. Cumplido este trámite, y tras la publicación del nombramiento en el BOE, se dará un plazo de 9 días para la toma de posesión, por lo que se estima que Blanco ocupará su nuevo cargo en unas dos semanas.

    Con una "enorme satisfacción y alegría" acogió Aurelio Blanco la noticia, "pues indudablemente --reconoció a EL PERIODICO-- cuando uno aspira a una plaza de esta naturaleza lo hace con la ilusión de ser elegido". Valoró, no obstante, la gran capacidad, tanto personal como profesional, de los otros tres candidatos, en especial de Javier Montero, teniente-fiscal del TSJEx.

    De cara al futuro, tan sólo dio unas breves pinceladas, "pues ahora toca madurar las cosas". Calificó de adecuado el funcionamiento de la Fiscalía del TSJEx con Jorge Sena al frente, pero reconoció que personalmente tiene previstas algunas ideas que pudieran mejorar la prestación de ciertos servicios, como los de violencia doméstica, menores..., "aunque lógicamente es algo que se tendrá que valorar y decidir por la junta de fiscales".

    Su trabajo directo en la Fiscalía del TSJEx, con destino en Cáceres entre 1988 y 1991, del 94 al 96 y desde el 2001 hasta ahora, le hace conocer bien su situación. Reconoció así algunas carencias de medios materiales y también de personal, "dado que el número de competencias dadas a las fiscalía en toda España es ingente, cada día más", y aseguró que tratará de conseguir un incremento de plantilla. De momento, la plaza que él ha dejado vacante tendrá que salir en breve a concurso de traslado.