+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CAPITAL PACENSE TIENE EL MAYOR NUMERO EN LA REGION DE ESPACIOS PARA LA INTEGRACION EN CENTROS ORDINARIOS.

La ciudad dispone de una nueva aula estable para alumnos con trastornos del desarrollo

Es la segunda en Badajoz, está ubicada en el colegio Enrique Iglesias y destinada a niños con problemas del espectro autista.En la clase

 

E. M. NEVADOE. M. NEVADO 18/10/2009

El colegio público Enrique Iglesias García cuenta desde este curso con un aula estable destinada a alumnos que padecen trastornos generalizados del desarrollo. Este aula se suma a la que ya existe desde hace cuatro años en el colegio San José de Calasanz, ampliando asi la oferta formativa en centros ordinarios pacenses para alumnos que padecen los citados problemas para el desarrollo.

Las aulas estables puestas en marcha por la Consejería de Educación buscan facilitar la integración en centros ordinarios de aquellos alumnos que padecen trastornos del espectro autista, síndrome de Rett y de Asperger o un trastorno desintegrativo infantil que hacen que su ritmo de aprendizaje no sea el habitual para su edad.

Durante la jornada escolar, estos estudiantes pasan algunas horas en el aula estable con un maestro especialista en Pedagogía Terapeútica, otro en Audición y Lenguaje y un Auxiliar Técnico Educativo. El resto de las clases, los recreos y las horas de comedor, los comparten con sus compañeros en las aulas ordinarias y otros espacios comunes.

El hecho de que estas aulas esten situadas en centros escolares no específicos permite "ofrecer las condiciones adecuadas para que se dé una atención individualizada a necesidades educativas especiales y diferenciadas", al tiempo que proporciona "oportunidades muy interesantes de normalización, integración social y potenciación de valores y actitudes de trabajo cooperativo con todo el alumnado del centro", con se indica desde la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura.

En la región existen dos aulas en Badajoz, una en Mérida, una en Plasencia y otra en Cáceres. Todas ellas tienen como fin trabajar con un alumnado "cada vez más numeroso", como se informa desde la Consejería de Educación, que presenta dificultades importantes en procesos de interacción social, comunicación y comprensión, y falta de flexibilidad mental.

COMPROMISO EDUCATIVO La integración del alumnado con trastornos del desarrollo requiere también de un elevado compromiso por parte del profesorado. Ese compromiso, en el caso del colegio Enrique Iglesias García, contribuyó a que Educación lo eligiera como ubicación de un nuevo aula estable.

Los 30 profesores del Enrique Iglesias participan desde hace tiempo en diversas acciones formativas, como asegura la directora del centro, Mari Angeles Corral. Su compromiso se hizo de nuevo patente cuando tras el verano conocieron que el aula estable estaría en su centro y solicitaron "nociones básicas para poder tratar correctamente al alumnado", explica Corral.

Esta solicitud tuvo su respuesta con una pequeña jornada formativa previa al inicio del curso, cuya preparación se ampliará en noviembre con un nuevo curso en el que se tratarán las características de los alumnos con trastornos del espectro autista y estrategias organizativas para este alumnado. "Es digno de destacar que aquí el profesorado ha dado un paso al frente, porque esta realidad existe y hay que darle cabida y no todos los centros están dispuestos", señala orgullosa Mari Angeles Corral.