+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Cruce de dardos envenenados

De Miguel advierte a Fernández Vara: «Cuando el adversario está debilitado, los monstruos crecen dentro». El líder socialista replica a toda la oposición que las elecciones las ha ganado él y que reflexionen sobre su fracaso

 

Saludos 8 Fernández Vara abraza a Irene de Miguel tras finalizar el debate. - ASAMBLEA DE EXTREMADURA

Y despertó. Cambió el tono y puso toda su mayoría absoluta sobre el atril para recordarle a los demás que eran ellos los perdedores. Mira que insistió en que su filosofía sería el diálogo, pero la oposición ayer le lanzó balas por todas partes y él contestó con su cargamento al completo. La Asamblea de Extremadura celebró la segunda sesión del debate de investidura, en la que el socialista Guillermo Fernández Vara ya fue proclamado presidente solo con el voto en contra del PP y la abstención de Cs y Unidas por Extremadura. No obstante, los tres partidos aprovecharon sus intervenciones para hacer crítica dura.

El dardo más envenenado con dirección a Vara lo lanzó la líder del partido morado, Irene de Miguel, advirtiéndole de que «cuando el adversario está debilitado, los monstruos crecen dentro». Vino a decirle que esta legislatura puede que su propio partido le dé más quebraderos de cabeza que la oposición. Serán sus últimos años de gobierno en Extremadura y hay que buscar delfín o delfina. Y ya se sabe, cuando se trata de subir escalones de poder siempre hay damnificados.

De estreno

Se estrenaba ayer como interviniente Cayetano Polo, portavoz de Cs, y casi lo primero que hizo fue volverse a llamar a sí mismo adolescente político (el mote que el líder popular José Antonio Monago le puso para criticar la poca profesionalidad de su formación política). Vara le aconsejó después que no lo hiciera más porque Extremadura necesita gente adulta que la gobierne.

Era la primera vez de Polo en una plaza que, de momento, le queda grande. Se perdía en un discurso que sonaba más a campaña electoral que a debate de investidura.

A Fernández Vara lo atacaron recordándole incumplimientos y sacando las listas de espera y la falta de especialistas en la sanidad, como le apuntó Monago, quien volvió a reprocharle que colgara el cartel del nuevo hospital de Don Benito-Villanueva justo antes de los comicios del 26-M (hubo que retirarlo porque están prohibidas las acciones publicitarias de este tipo en periodo electoral). Mientras, en este centro sanitario sigue sin haber avances.

De Miguel le insistió en que ahora toda la responsabilidad de lo que pase en Extremadura es suya. Y Polo, por su parte, le aseguró que no tenía nada que aprender de sus 30 años de gobierno. «Lo quiero olvidar todo», subrayó.

De manera que cuando Vara subió de nuevo al atril para dar una respuesta conjunta a los tres líderes de la oposición, espetó: «Parece que el que ha perdido las elecciones soy yo. No quieren hacer autocrítica, se han puesto de perfil a ver si nadie les dice nada. Pero el éxito consiste en analizar el fracaso». Que quede claro quien triunfó el 26-M y quien tiene la mayoría absoluta.

Y quienes se hundieron, y quienes se fueron inflando para después toparse con la realidad. «Han estado toda la campaña como la tómbola del maño», sentenció.

De Miguel le afeó después la actitud: «Ha venido a decir, yo he ganado y ustedes no, se chinchan».

Chernóbil

Hubo más cruce de dardos, esta vez entre Monago y la líder de la formación morada, a cuenta de la central de Almaraz. De Miguel le recomendó al popular que viera la serie de Chernóbil (está en la plataforma de HBO) para que aprenda cuáles pueden ser las consecuencias de seguir defendiendo la continuidad de esta instalación nuclear. También le soltó que se parecía a cierto líder de la antigua Unión Soviética.

Monago le tuvo que explicar que las medidas de seguridad actuales no son las de entonces e ironizó: «He pasado de barón rojo a líder de la URSS».

El popular también se sintió ofendido por la acusación de tombolero de Vara. «Tómbola la vuestra... le doy vuelta al bombo y saco un Walt Disney en Castilblanco y 50.000 puestos de trabajo», le contestó en referencia al macroparque de ocio que una empresa americana quiere montar en La Siberia. Vara le replicó que él no había hablado en ningún momento de este proyecto en la campaña electoral. Cierto. De hecho, nada más se ha vuelto a saber a pesar de que su gobierno aprobó una ley específica para el mismo.

Fernández Vara terminó su intervención desvelando lo que según él fue una conversación privada de despacho con Álvaro Jaén hace cuatro años, justo cuando arrancaba la anterior legislatura y el PSOE no contaba con mayoría absoluta: «Me dijiste que no te ofreciera más pactos».

Fue su intento de cerrar la sesión apelando a que sigue defendiendo la filosofía del diálogo, pero con la seguridad que dan 34 diputados los cuales, presente lo que presente en el Parlamento, le permitirán sacarlo adelante.

Temas relacionados
 
   
1 Comentario
01

Por Marcelo1980 10:41 - 26.06.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Monago, haga un favor a sus votantes. Váyase.