+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PROYECTO PARA DEPOSITAR EL COMBUSTIBLE GASTADO EN LA INSTALACION NUCLEAR

La dirección de Almaraz considera imprescindible el almacén temporal

Lo es, se asegura, tanto si se prorroga su vida útil como si se desmantela. En junio de 2017 se presentará un primer informe para continuar la actividad

 

José María Bernaldo de Quirós, director de la CNA (dcha.) y Aniceto González, jefe de Relaciones Institucionales. - Foto:E. P.

REDACCION
19/03/2016

El director de la central nuclear de Almaraz (CNA), José María Bernaldo de Quirós, afirmó ayer que el proyecto de construcción del Almacén Temporal Individualizado (ATI) para combustible gastado en esta planta es "imprescindible", ya sea para aumentar la vida útil de la misma o, en caso contrario, de cara a su desmantelamiento.

Bernaldo de Quirós, que dio a conocer en rueda de prensa el informe de actividad de la CNA en 2015, expuso que en 2018 se alcanzará el grado máximo de saturación (ocupación) de las piscinas de combustible gastado de la Unidad I, mientras que la de la Unidad II se producirá en 2021. Si el citado proyecto no consigue la licencia, "cuando lleguen los años de saturación de las piscinas la planta tendría que cesar en su actividad", informa EFE.

El segundo aspecto por lo que el ATI es "imprescindible", según De Quirós, es que, de no aprobarse la renovación de la licencia de actividad, que finaliza en 2020, el cierre y desmantelamiento de la CNA exigiría como paso previo extraer el combustible gastado, el cual debe ser trasladado y almacenado. En este sentido, anunció que en junio de 2017 presentarán un primer informe ante el organismo regulador --el segundo será en 2019-- con el fin de poder alargar la actividad de la CNA hasta 2030.

La central nuclear de Almaraz, que da trabajo a 2.900 personas, entre empleos directos, indirectos e inducidos, ha invertido 600 millones de euros en los últimos diez años en materia de seguridad y tecnología, y contribuye con 45 millones anuales en su entorno.

Según el estudio Realidad Económica del Sector Nuclear Español , editado por la Universidad de Extremadura, si la planta se clausurara en 2020, se produciría un shock de en torno a 91 millones de euros sobre las cuentas económicas regionales.

El proyecto del ATI, cuya ejecución supone un desembolso de 24 millones de euros, ha recibido cerca de 330 alegaciones a su informe de impacto ambiental, la mayoría de ellas presentadas a título personal por la ciudadanía, mientras que otras han sido elevadas por distintos organismos, como es el caso de la Junta de Extremadura.

La dirección de Almaraz ya ha respondido a estas alegaciones y será ahora el Ministerio de Industria el que determine si da luz verde al citado proyecto ambiental, requisito necesario para solicitar la licencia de obras.

Según De Quirós, y siempre que se obtengan los permisos, las obras podrían comenzar en octubre de este año con el objetivo de que el ATI esté operativo a principios de 2018.

El Almacén Temporal Individualizado de Almaraz tiene como objetivo proporcionar margen de almacenamiento en las piscinas de la CNA, liberando así espacio y supone un plan de contingencia frente a los incógnitas que se han planteado sobre la puesta en servicio del Almacén Temporal Centralizado de Villar de Cañas (Cuenca).

CAPACIDAD Proyectado sobre la zona norte de los terrenos de la CNA a partir de un estudio pormenorizado de numerosos factores, tanto geológicos como medioambientales, así como de seguridad, el ATI puede almacenar hasta 20 contenedores, cada uno de ellos con una capacidad de albergar 32 elementos de combustible gastado, lo que equivale a una sexta parte del generado por la propio central.

Con 32 compartimentos en su interior, el contenedor es de acero forjado, de blindaje biológico y presenta dos tapas, una exterior y otra interior, y un espacio presurizado con helio entre ambas. El ATI, según el proyecto, es una plataforma o losa de almacenamiento, fabricada en hormigón a unos dos metros bajo la cota del suelo, y dispondrá de un muro perimetral de cinco metros de altura --dos en subsuelo y los tres restante sobre superficie--. Asimismo, contempla un vallado de delimitación de zona controlada, uno doble de seguridad física y un tercero exterior para acotar el terreno de la zona libre de acceso.

Pulsa aquí

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España