+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

así está consignado en el presupuesto de la junta de este año

Educación señala que no tiene intención de suprimir unidades en la concertada

También sostiene que no debe ningún atraso a sus profesores

 

EFE
25/01/2018

El secretario general de Educación, Rafael Rodríguez de la Cruz, ha señalado que, con carácter general, «no habría ninguna intención» por parte de la consejería de suprimir unidades en la concertada, puesto que el «presupuesto aprobado se va a mantener y en él las unidades».

Rodríguez quiso tranquilizar a los profesores de la concertada en el sentido de que del importe recogido en la Ley de Presupuestos de 2018 «no se va a detraer ninguna cantidad».

Por lo tanto, Rodríguez de la Cruz afirma que la administración autonómica ha trasladado al sector de los profesores de la concertada que «no va haber supresión de unidades de forma indiscriminada», aunque matizó que cuando se revisen los datos de escolarización para el curso 2018-2019 de la concertada verán «qué unidades habrá que suprimir y cuáles habrá que crear».

Y es que, según añadió, en este proceso no sólo se establecen supresiones sino que también se producen ampliaciones, pero aseveró que esto es algo que se verá «cuando llegue el momento» y cuando tengan los datos de escolarización para el próximo curso.

DEUDA / En cuanto a las cuantías detraídas en 2012 y el uno por ciento en 2016, Rodríguez de la Cruz señaló que «la Junta no debe nada a los profesores de la concertada», a la vez que aseveró que «no se les va a pagar no porque no haya presupuesto, es que no se les debe», ya que, según considera, es el Estado quien «debe pagarlo» porque «es quien lo detrajo».

En este sentido, recordó que la nómina de la concertada tiene dos partes, por un lado el sueldo que establece el Estado a través de sus presupuestos y por otro los complementos autonómicos que dependen de la propia Consejería de Educación.

Así, en la paga extraordinaria suprimida a todos los funcionarios en 2012 por una decisión del Gobierno central, en el caso de los dependiente de la Junta de Extremadura, el Ejecutivo autonómico «ya ha devuelto» esa paga, mientras que en el caso de la concertada, como la deducción se produjo sobre el sueldo, sería el Gobierno central «quien tiene que devolver esa cantidad que detrajo en su momento».