+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

juventud/ la situación sociolaboral del colectivo en la región

La emancipación de los jóvenes extremeños, cada vez más tardía

Menos del 17% de los menores de 30 años puede independizarse debido a la precariedad, según USO. Domingo Barbolla, sociólogo de la UEx, asegura que el cambio generacional también influye

 

Mapa de la tasa de emancipación residencial de jóvenes entre 16 y 29 años del último trimestre de 2018 del Observatorio de Emancipación del Consejo de Juventud de España. -

CELIA GÁLVEZ NÚÑEZ region@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
19/08/2019

Este año se cumple el 20 aniversario del Día Internacional de la Juventud. El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió destinar el día 12 de agosto a este colectivo. Una celebración anual que busca promover el papel de los jóvenes como socios esenciales en los procesos de cambio, además de generar un espacio para concienciar sobre los desafíos y problemas a los que se enfrentan, según recoge la ONU.

La Unión Sindical Obrera elaboró un informe sobre la situación sociolaboral de la juventud. El sindicato lo presentó el 12 de agosto por el día de la juventud de este año. Dicho documento recoge que menos del 17% de los menores de 30 años en Extremadura puede permitirse emanciparse. Estos son datos recogidos por el Observatorio de Emancipación del Consejo de Juventud de España en el último trimestre de 2018. Lo que significa que ni 17 de cada 100 jóvenes de entre 16 y 29 años residen fuera del hogar familiar. Se trata de un porcentaje por debajo de la media nacional, que se sitúa en un 19%.

El responsable del departamento Confederal de Juventud de USO a nivel nacional, Pablo Trapero, alerta que esta cifra es «bastante grave». Principalmente por las causas que han derivado a que los jóvenes no puedan independizarse, como es el incremento del paro juvenil, que en Extremadura el porcentaje asciende a un 41,9%. Además, se encuentra a la cola y solo le sigue Cantabria, que tiene un 42% de tasa de desempleo en los jóvenes. «Es algo que repercute en el presente, pero que tendrá consecuencias en un futuro», advierte.

precariedad, ¿la lacra? / «Al principio la precariedad laboral parecía sintomática, a causa de los primeros años de crisis. Lo mismo sucede con la subida del IVA, que era provisional y se ha quedado», explica Trapero. «Esto también se creía que era temporal, pero ya se ha normalizado. Un trabajo a jornada completa con un salario de 750 euros, por debajo del mínimo interprofesional, es normal. Estos empleos repercuten en las cotizaciones y en el conjunto del estado de bienestar. Tenemos que tener un trabajo que nos permita vivir, no ser pobres», recalca.

A la región extremeña se le suman, además, otras carencias. En este caso, la escasez de comunicación con otras comunidades en cuanto a transporte. «Extremadura es una de las grandes olvidadas en infraestructuras, como actual la situación del tren. Los juventud se plantean si quedarse o no porque ven que en el resto de comunidades sí que cuentan con estos servicios», asegura. Por este motivo, según la USO, urge tomar medidas para mantener a los jóvenes y atraer a empresas que puedan crear empleos de calidad y así: «Evitar que la región extremeña se sume a la España Vaciada», añade.

Del mismo modo, si seguimos las estadísticas de los últimos diez años, las circunstancias pueden no ser mejores. «Obviamente vemos que la situación puede empeorar», señala Trapero. «¿Hasta cuándo? Hasta que los gobiernos, tanto el autonómico como el central, no se tomen en serio las políticas de empleo joven», sostiene. Por ello, lo que demandamos desde USO es que se cumplan los 52 planes de garantía juvenil, uno por provincia, en el conjunto nacional. Extremadura podría ser referente en España si trabaja en estas políticas», destaca.

En la sociedad actual, «a partir de los 33, 1 años, concretamente, es cuando los jóvenes adquieren cierta madurez económica y contratos indefinidos para poder emanciparse. Por ello, se retrasa la maduración de las personas jóvenes. Europa viene recomendando en los últimos diez años que la juventud se extienda a los 35 años», asevera.

En general, la juventud actual cuenta con la generación más formada de la historia y a la vez, la que mayor precariedad soporta, según recoge USO en el informe. «El problema puede estar en que se exija una formación determinada para un puesto de trabajo que no tiene nada que ver. Esto es, si para un puesto en el que a lo mejor sería necesaria únicamente la ESO, las empresas exijan una formación superior hay dos problemas importantes: el primero es que a los que han estudiado en la universidad no se les está reconociendo sus títulos y el segundo, que aquellas personas que sí están capacitadas para cubrir esa vacante se les empuja al paro», apostilla.

Los tiempos cambian / El profesor de Sociología de la Universidad de Extremadura, Domingo Barbolla, asegura que existen variables que al unirse pueden llegar a explicar esta tasa baja de emancipación juvenil. el cambio generacional juega un papel importante en este sentido. «Los tiempos están cambiando», apunta.

Una de las variables es, a juicio del sociólogo, el incremento de la esperanza de vida. «Los jóvenes de 15 años vivirán 100. Empiezan a trabajar y a independizarse más tarde, pero también morirán más tarde», reitera. Cada cuatro años se contabiliza como un año de esperanza de vida más en la sociedad. Igualmente, Barbolla afirma que: «Cuanta más riqueza puede generar una sociedad, la esperanza es mayor. Cuanto más desarrollo hay, más se protege la vida».

En cuanto a la emancipación, el profesor sostiene que Extremadura no se encuentra tan lejos de la media nacional. «Es una cifra que no es buena, pero no hay que alarmarse. Al menos por ahora». Incluso, en un futuro la dependencia puede ser mayor. «Si todo va bien, la juventud tendrá más años de dependencia, vivirá más», subraya

La precariedad también es una de las variables. «Los trabajos cuentan con menos seguridad de futuro, peores prestaciones y jornadas diferentes a los de la generación anterior. Además, en Extremadura, el nivel de desarrollo económico es menor que en el conjunto del país, los sueldos son más bajos», aclara.

Otro factor es la formación. «A día de hoy los jóvenes requieren de más tiempo para formarse en una sociedad compleja como la nuestra». Igualmente, «en la generación anterior había jóvenes de 16 años trabajando, ahora empiezan a estudiar y luego se marchan a la universidad», relata.

El último, bajo el punto de vista del sociólogo extremeño, es que en las ciudades pequeñas o en el mundo rural es tanto fácil como común vivir con los sustentores. «En las grandes existe un grado mayor de independencia», opina.

En líneas generales, «la emancipación es más tardía sobre todo si lo comparamos con la generación anterior, la de aproximadamente treinta años atrás», concluye Barbolla.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

 
 
2 Comentarios
02

Por Pascualim.- 20:23 - 19.08.2019

MIENTRAS AQUÍ EN ÉSTE PAÍS DE CHUPOCTEROS Y MANGANTES SE FORRAN Y QUIENES VIENEN DE FUERA RECIBEN AYUDAS, BECAS Y SUBVENCIONES HASTA PARA LOS ALQUILERES. NUESTROS HIJOS SE TUVIERON QUE IR AL EXTRANJERO TENGO UN HIJO EN EL SUR DE INGLATERRA Y UNA HIJA EN BRASIL, CON SUS CARRERAS, SUS MÁSTERES, SUS IDIOMAS, ALLÍ PAGAN SUS IMPUESTOS SUS ALQUILERES Y SUS VIVENCIAS. NUNCA HAN RECIBIDO NI AYUDAS NI BECAS NI DINERO PARA EL ALQUILER NI DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS ESPAÑOLAS Y MENOS DE LAS INGLESAS O BRASILEÑA. Y AQUÍ CASI TODO EL MUNDO QUE VIENE COBRA ALGO. PARA COLMO MIS HIJOS CUANDO VIENEN YA NO TIENEN SEGURIDAD SOCIAL, Y SÍ LA TIENEN UN RUMANO, UN NIGERIANO, O UN ARGELINO, COMO LOS OTROS INMIGRANTES MUCHOS DE ELLOS ILEGALES.

01

Por Qq 12:46 - 19.08.2019

Lo que importa a la inútil clase política es que no se vayan los pájaros de la muralla de Cáceres, si se tienen que ir los jóvenes fuera de Extremadura, y muchos de ellos gente preparadísima, les da igual. Tenemos lo que se merecen estos cuatro inútiles.