+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

"En el Valle de Xálima no hablamos gallego"

Los vecinos de Valverde, San Martín y Eljas reivindican la independencia de su habla.

 

Habla Vecinos de San Martín de Trevejo. - Foto:MONICA PASCUAL

A. F. D. G.A. F. D. G. 26/04/2006

No cunde la indignación, pero sí están sorprendidos, porque en el Valle de Xálima tienen una cosa clara: "Lo que nosotros hablamos no es gallego".

La polémica suscitada a raíz de la propuesta del Bloque Nacionalista Galego (BNG) no ha pasado desapercibida entre los vecinos de Eljas, San Martín de Trevejo y Valverde del Fresno, las tres localidades de la región donde se utiliza La Fala .

"Es un dialecto totalmente independiente y propio de esta zona. Se trata de una mezcla de gallego, astur-leonés y portugués, pero no sólo gallego", explica José Figueredo. Residente en Valverde, asegura que en el pueblo existe cierta perplejidad e incluso indignación: "Todo esto es una estupidez. La fala es una tradición de esta zona que utilizamos en el ámbito familiar", subraya.

También José Carlos Pérez, de San Martín de Trevejo, cree que es una polémica "estúpida". Insiste en que se trata de un habla que nació de las influencias de varias lenguas, de uso generalizado en el Valle de Xálima, que se aprende por transmisión oral de padres a hijos y que presenta pequeñas diferencias según la localidad donde se utilice. "Los gallegos que vienen aquí dicen que es lo mismo, pero nosotros preferimos decir que son similares. Es cierto que hay muchas palabras parecidas", aclara.

La teniente de alcalde de Valverde, Antonia Parra (PP), se muestra rotunda al afirmar que La Fala "no es gallego" y califica como "barbaridad" las afirmaciones del BNG. Además agradece a la Administración regional que haya salido en defensa de la fala, aunque reprocha a la Junta que "no se preocupe lo suficiente" por el habla de estos tres municipios. En este sentido, reconoce que en Galicia siempre se han interesado más por La Fala que en Extremadura y temen que algún día pueda desaparecer.