+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La energía, a flote

La Comunidad de Regantes de Mérida desarrolla un innovador proyecto: una planta fotovoltaica sobre el agua. La instalación consta de 1.440 placas solares que suman 500 kilovatios de potencia

 

Paneles solares dispuestos en una balsa de regulación del Canal de Lobón. - EL PERIÓDICO

Las autoridades, ayer en su visita a las obras de la planta flotante. -

REDACCIÓN

CÁCERES
10/04/2019

A falta de terrenos aptos donde construirla, la Comunidad de Regantes de Mérida optó por aprovechar la otra superficie de la que dispone, la del agua, para emplazar sobre ella una planta fotovoltaica con la que producir parte de la electricidad eléctrica que necesita para poder regar sus cultivos. Se trata de la primera instalación de este tipo que se materializa en Extremadura y de una de las primeras de todo el país. Las obras están ya a punto de acabarse —la previsión es que estén listas este mismo mes— por lo que podría comenzar a generar electricidad esta misma campaña de riego.

Esta clase de fotovoltaicas flotantes permite, aparte de reducir los costes energéticos y las emisiones de gases de efecto invernadero, disminuir la evaporación del agua y la proliferación de algas. El proyecto ha supuesto una inversión de cerca de 745.600 euros, de los 596.992 han sido subvencionados dentro de decreto autonómico de eficiencia energética.

«No teníamos disponibilidad de terrenos y decidimos aprovechar una balsa de regulación del Canal de Lobón. Era la única posibilidad que teníamos de instalar la planta aquí», apunta Javier Nieto, secretario de la Comunidad de Regantes de Mérida, que resalta que sus 500 kilovatios (kW) de potencia hacen que este sea un proyecto pionero a nivel nacional dentro de los que se han llevado a cabo con este sistema. Además, subraya que está previsto ampliar la superficie de paneles dentro de la nueva convocatoria de ayudas a la eficiencia energética que la Junta de Extremadura publicó hace unas semanas.

En total se han colocado 1.440 placas solares, que van dispuestas sobre unos flotadores y que ocupan alrededor de seis mil metros cuadrados de las cuatro hectáreas que ocupa la balsa. Para el mantenimiento de la instalación se utilizarán una serie de ‘flotadores pasarela’ para facilitar el acceso de los operarios cuando haya que realizar alguna labor de este tipo.

La consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García Bernal, y el secretario general de Desarrollo Rural y Territorio, Manuel Mejías, visitaron ayer esta instalación de bombeo solar, que está situada en la estación elevadora Arroyo de San Serván-Calamonte.

UNOS 1.300 REGANTES / La Comunidad de Mérida agrupa a unos 1.300 regantes y un espacio de más de cinco mil hectáreas, distribuidas por los términos municipales de Mérida, Calamonte, Arroyo de San Serván y Lobón. De esta superficie total, este proyecto beneficiará a unas 3.200 hectáreas. Son las de riego presurizado, que están destinadas fundamentalmente a olivo superintensivo, frutales y viña.

La estación elevadora cuenta con una decena de motores, de los que, gracias a las mejoras introducidas ya en relación a la eficiencia en el uso del agua, ahora «se llegan a poner como mucho entre 5 y 6 durante la campaña». Esta primera fase de la planta fotovoltaica permitirá alimentar uno de los motores. Con la ampliación se prevé que sean ya dos, lo que haría posible tener «prácticamente» cubiertos con autoconsumo «los inicios y finales de campaña y se reducirá considerablemente el coste energético, que es lo que más encarece el riego en la parte de presurizado».

En el punto álgido de la campaña, la factura eléctrica de esta comunidad de regantes puede llegar a oscilar entre los 180.000 y los 200.000 euros mensuales. El pago al que debe hacerse frente al cabo el año depende mucho, en cualquier caso, de las circunstancias climatológicas. «Esta campaña se prevé más larga que el año pasado, que empezamos a regar a finales de abril y se ha notado mucho. Este año hemos comenzado el 20 de marzo por lo que, lógicamente, tendremos un incremento [del coste]», aclara Javier Nieto, que confía en que, al menos, «con las lluvias que estamos teniendo ahora se palien un poco las necesidades de riego».

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España