+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El flamenco, una mina

 

TLta exposición 'Las minas y el flamenco' que en estos momentos puede disfrutarse en la Sala Vaquero Poblador de la Diputación de Badajoz es la prueba plástica de la relación íntima, histórica y artística entre el mundo de la minería y el flamenco, una relación que tiene su máximo exponente en el Festival de Cante de las Minas de la Unión de Murcia.

Ese encuentro entre aficionados, artistas y amantes de lo hondo durante el mes de agosto, que se ha ganado por su propio esfuerzo, inversión y dedicación llevar con orgullo ser el festival, también mediáticamente hablando, mas importante a nivel nacional e internacional. Y que me perdone Córdoba.

Durante la inauguración el pasado jueves, los dos ganadores de la Lámpara Minera: Miguel de Tena y Celia Romero , acompañados por la magistral guitarra de los Vargas , pudieron y supieron demostrar a los asistentes en la apertura de la exposición, que Extremadura es imprescindible en el flamenco, al igual que Murcia y sus cantes de levante. Son, ese otro sur que también existe. Orgullo para los anfitriones el que Miguel de Tena y Celia Romero hayan crecido como artistas bajo el impulso y abrigo de las becas anuales que concede la Institución Provincial.

Y es que seguir ayudando a crecer, siempre merece la pena y más cuando se disfruta con ese sabor a deber cumplido en gargantas de tronío y arte como la de ellos. La exposición, organizada por la Asociación de Amigos del Flamenco de Cáceres, recoge veintinueve fotografías de distintos autores, que reflejan un conjunto de minas en desuso de Extremadura.

Aquí, también hemos sabido trabajar de abajo a arriba, nada mas que por eso merece la pena una visita. Una visita para encontrarse con el cante flamenco de mediados del siglo XIX y también, con nuestra propia historia.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el próximo día 14 de febrero. Merecerá la pena, sin duda, enamorarse del flamenco.

Twitter: mipalop