+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Un grupo empresarial de Emiratos Árabes estudia abrir una azucarera en Mérida con una inversión de 400 millones

La planta ocuparía un área de 59,3 hectáreas en el polígono industrial Expacio Mérida - Su capacidad de transformación podría alcanzar los 5,4 millones de toneladas de remolacha al año generando 200 empleos directos

 

Maqueta de proyecto de la azucarera. -

REDACCIÓN // MÉRIDA
30/06/2017

La empresaria de Emiratos Árabes Hassa Jamal Al-Ghurair está estudiando la construcción de una fábrica para la producción de azúcar de remolacha en las inmediaciones de la ciudad de Mérida. Por este motivo, ha puesto en marcha la tramitación administrativa para obtener los permisos oportunos, según refleja la solicitud de autorización ambiental integrada que publica hoy el Diario Oficial de Extremadura (DOE).

El proyecto ha sido presentado a la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura y plantea la construcción de una fábrica con una inversión que podría superar los 400 millones de euros según consta en la documentación aportada.  La planta ocuparía un área de 59,3 hectáreas en el polígono industrial Expacio Mérida. Contaría con la tecnología y los procesos más avanzados y energéticamente eficientes del mundo y su capacidad de transformación podría alcanzar los 5,4 millones de toneladas de remolacha al año, con las que se producirían unas 800.000 toneladas de azúcar blanca.

España importa más de un millón de toneladas de azúcar al año de otros países, de modo que esta planta permitiría sustituir las importaciones de azúcar por producto nacional.

En su actividad, según consta en el informe presentado a la Junta de Extremadura, la planta podría generar un empleo directo de unos 200 puestos de trabajo, a los que se añadiría el empleo indirecto creado en la agricultura y en el sector del transporte. El objetivo es que tres cuartas partes de la superficie necesaria de cultivo de remolacha (varias decenas de miles de hectáreas) se sitúen en la Comunidad de Extremadura.

La empresaria Hassa Jamal Al-Ghurair es hija de Jamal Majid Al-Ghurair, fundador y director general de Al-Khaleej Sugar, la mayor fábrica de azúcar del mundo, que está ubicada en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) y produce cada año más de 1,5 millones de toneladas de azúcar, exportando el 80% de su producción a 48 países.

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

Pulsa aquí

 
 
4 Comentarios
04

Por Lohengrin 20:13 - 30.06.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Un claro ejemplo de por qué Extremadura sigue siendo el culo del mundo. Pensamientos que son más generalizados de lo que pudiéramos sospechar.Tenemos muchos ejemplos de proyectos fallidos con argumentos a cada cual más obtusos. Pero así somos y así nos va.

03

Por Carlos J. 16:11 - 30.06.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La pregunta es: ¿como nos las vamos a ingeniar esta vez para joder la inversión? ¿que el azúcar es malo para la salud? ¿Que la inversión viene de un país islamista? ¿o cualquier otra cosa que ni se nos pasa por la cabeza? Se abren las apuestas.

02

Por Antonio RODRIGUEZ PEREZ 12:46 - 30.06.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Frase que hace pensar: "Todos los emiratos imparten la ley islámica y la secular para casos civiles, criminales y en la corte suprema".

01

Por Antonio RODRIGUEZ PEREZ 12:42 - 30.06.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Emiratos árabes? Qué miedo me da. Que pongan la fábrica en Israel. ¿Por qué tanto interés tienen ahora por nosotros? No me huele bien, y no hace falta mucha imaginación.